Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Vicente Altaba: “Hay que ofrecer oportunidades de desarrollo integral”

creado por Encuentro de consiliarios de Cáritas |
|   Comunicación

25 consiliarios de Cáritas de la diócesis de Bilbao se han dado cita hoy en la Casa de Ejercicios de Begoña para participar en un encuentro dirigido por Vicente Altaba, delegado Episcopal de la confederación de Cáritas Española durante 11 años (2007-2018) y consejero delegado de la revista Corintios XIII, la publicación de Teología y Pastoral de la Caridad que Cáritas publica desde 1974. Además, es autor de numerosas publicaciones sobre la acción sociocaritativa y el papel de Cáritas.

Hemos preguntado a Altaba sobre la Iglesia y su aporte al ámbito sociocaritativo y él ha dicho que el ámbito de la caridad le aporta fundamentalmente a la Iglesia la posibilidad de prestar un servicio organizado. “La caridad no entendemos que tiene que responder meramente a la buena voluntad, -explica- sino que tiene que ser un servicio organizado de cada comunidad cristiana. Cáritas nos aporta esta posibilidad de prestar un servicio organizado, pensado y que ofrezca posibilidades de desarrollo integral y de inserción en una comunidad cristiana, si es posible”

Altaba incide en que Caritas “tiene una identidad que queremos mantener. La identidad de Caritas es que somos Iglesia. Somos la Iglesia en su servicio organizado de la Caridad, pero eso no quiere decir que funcionemos por libre o aislados de los otros, sino que Cáritas como servicio, abierto a todo el mundo, es un servicio a la sociedad y en la medida en que un mejor servicio requiera coordinación y participación con otros estamos dispuestos a prestarla, al igual que también estamos dispuestos y abiertos a que nos la presten”.

Sobre el papel del consiliario de Cáritas, que es el tema que ha centrado la sesión, Altaba dice que es “un papel múltiple” y ha detallado algunas de las tareas importantes de un consiliario como la de cuidar la identidad de Caritas “la identidad de todos los que en ella trabajan para que Caritas no se convierta en una ONG más y no se convierta en unos servicios sociales paralelos a los del ayuntamiento, por ejemplo”. También ha defendido que para cuidar la identidad es necesario  cuidar la espiritualidad “que es la que nos da las razones de ser y el sentido de lo que hacemos”. En la vida –ha dicho- es muy importante hacer cosas, “pero cuidando mucho de no caer en el activismo. Lo importante no solo es lo que hacemos, lo importante es el sentido que tiene lo que hacemos. Y perder el sentido es peligrosísimo y yo creo que ésta es una tarea del consiliario, animar la espiritualidad para que no perdamos nunca el sentido. Otra tarea es cuidar la formación en la fe, en doctrina social de la Iglesia, etc.”

Altaba ha resaltado la importancia de que la caridad no aparezca nunca como algo desvinculado de la comunidad cristiana. “La comunidad cristiana tiene tres tareas fundamentales que hacer: anunciar el evangelio, celebrar la fe y ejercer la caridad, pero son tres tareas que no se pueden desvincular la una de la otra, por lo tanto, tarea del consiliario es que como la catequesis que está vinculada a la comunidad también la caridad se vea que está vinculada a una comunidad que en nombre de Jesús hace estas tres cosas: celebra, anuncia y vive la caridad”.

Consiliarios de Cáritas

El equipo de consiliarios de Cáritas en nuestra Diócesis está formado por unas 25 personas que se reúnen en torno a 5 veces a lo largo del curso. En esta ocasión, han participado en una sesión en clave de reflexión y profundización sobre el papel del consiliario de Cáritas, en la que han estado presentes, además, el director y el delegado de Cáritas Bizkaia, Carlos Bargos y Manu Moreno, que ha explicado que esta cita es una oportunidad para reunirse todos los consiliarios “en clave de encuentro y reflexión compartida y para alentar después a las comunidades en su compromiso sociocaritativo y acompañar a las Cáritas en su identidad y misión”.

Un momento de la sesión.