Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Verano de misión en Ecuador: vivencias de los seminaristas

|   Comunicación

Los seminaristas Imanol Atxalandabaso y Jaime Pizarro, junto al rector del seminario Aitor Uribelarrea han vivido su segunda semana de experiencia misionera de verano en Ecuador. Durante estos días los participantes en la catequesis se han reunido con los padres y madres de su grupo en una casa para acoger las actividades diarias, “al igual que las primeras comunidades”, relatan. Han tenido la oportunidad de comprobar cómo hacen “piña” los grupos para reunirse y celebrar mientras realizan la “labor evangelizadora exponiendo temas interesantes que contribuyen a difundir el Reino de Dios”.

¿Qué lugares habéis visitado durante esta segunda semana?

Con motivo de la celebración de un encuentro diocesano de Cáritas, en los preparativos, hemos tenido oportunidad de desplazarnos a Vinces y Palenque, que son las localidades en las que se asentaron hace más de setenta años los primeros misioneros vascos en Ecuador. Tuvimos ocasión de visitar la tumba del padre D. Máximo Guisasola Arizmendiarreta, uno de los pioneros en ofrecerse para ser destinado en tierra de misión de la diócesis (entonces Vitoria) dentro del programa de Propaganda Fidei. Una placa de Misiones Diocesanas Vascas recuerda a los misioneros en su conjunto destacados en Ecuador a lo largo de los años.

Calceta y la Diócesis de Bilbao unidas por una iglesia ¿verdad?

En la localidad de Calceta hemos tenido ocasión de compartir en un encuentro de sacerdotes de El Prado, con ocasión del compromiso de su párroco con una nutrida representación de curas de la zona. Se da la casualidad que la iglesia de Calceta ha recibido ayuda de la diócesis de Bilbao para su reparación, ya que con ocasión del terremoto de hace tres años su estructura quedó seriamente dañada. A la conclusión de la celebración se comió una paella en la casa cural y en la sobremesa salieron los nombres de tantos misioneros vascos que a lo largo de los años han pasado y acompañado a la gente de Ecuador y concretamente en Los Ríos.

Algunos seminaristas que están formándose en el Seminario de Bilbao son ecuatorianos. ¿Habéis estado con sus familias?

El miércoles, día 14 de agosto, en Guayaquil en la casa del obispo auxiliar Monseñor Giovanni Battista Piccioli fuimos invitados a celebrar un encuentro con las familias de los seminaristas de Bilbao David Garrido y Marco Antonio Muñoz. El anfitrión nos deleitó con un almuerzo que dio paso a una interesante sobremesa en la que compartimos junto a los familiares de nuestros seminaristas de origen ecuatoriano. El encuentro se nos hizo corto porque tuvimos que partir en dirección a Quevedo que se encuentra a tres horas de viaje. Interesante y agradable momentos que pasamos en casa de D. Giovanni al tener ocasión de saludar y conocer a las familias de nuestros compañeros.

¿Qué labor realizaréis en esta última etapa de la experiencia?

En esta tercera semana, es el turno de La Misión en la parroquia de la que también es titular el presbítero Paulino Ordax, Playa Grande. La tónica general ha sido el abierto recibimiento en las casas a todos los participantes. La amabilidad y la generosidad ha sido la característica dominante.

Los tres integrantes de la expedición estamos colaborando con los diferentes grupos de la parroquia en actividades catequéticas, con grupos de monaguillos, en las escuelas en la clase de religión, además de las actividades ya citadas.

Queda una semana por tierras ecuatorianas para Imanol y Jaime. Aitor Uribelarrea parte para Bilbao en unas horas. Les restan algunas actividades como un encuentro de Cáritas en la Diócesis de Babahoyo, otra reunión en el circo, la procesión de Divino Niño...