Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Una jornada especial para el Instituto Diocesano de Teología y Pastoral

creado por El teólogo Rafael Luciani ha inaugurado el curso |
|   Comunicación

El Instituto Diocesano de Teología y Pastoral (IDTP) ha inaugurado esta mañana el curso, un día en el que ha entrado en vigor el decreto de fin de estado de emergencia sanitaria. Una jornada para recordar, reivindicar y poner en valor el trabajo formativo pastoral que realiza la institución. La ponencia de apertura ha corrido a cargo del teólogo Rafael Luciani, que ha podido seguirse en directo on-line a través de esta web. Maite Valdivieso, del IDTP, ha introducido la sesión en la que el director del instituto, Carlos García de Andoin, ha presentado al ponente y ha dado la bienvenida a Mons. Joseba Segura "que por primera vez viene a la inauguración del instituto como obispo titular", también ha señalado la voluntad de la institución de participar en la Diócesis "desde el servicio y la formación" y ha ofrecido varios datos del curso  pasado. Ha destacado la persistencia de los grupos territoriales de formación "que salvo en algunos casos, han mantenido la actividad: lectura acompañada, Astero, liturgia, Norte Sur, salud..." y en los que participaron 434 personas. García de Andoin ha tenido un emocionado recuerdo para Ángel Mari Unzueta, anterior vicario general de la Diócesis, fallecido hace cerca de un año "y que durante dos décadas fue colaborador del instituto" y ha presentado el programa para este curso: aquí.

El ponente Rafael Luciani, nacido en Venezuela es perito teológico de la Secretaría del Sínodo, de la Universidad A. Bello de Caracas y Boston College. En su intervención titulada “La sinodalidad. Aspectos teológicos", ha señalado que el Sínodo de Sinodalidad, tiene lugar en un contexto de crisis "que llama hacia donde queremos caminar", no solamente el modelo en el que podamos pensar organizacional "sino una manera en que podamos organizarnos en la comunicación y las estructuras eclesiales". Luciani ha reconocido que el Sínodo "toca el modelo institucional, teológico y pastoral que tenemos actualmente en la Iglesia" y que no es un evento de un mes sino un proceso de dos años. "Un acontecimiento entendido como proceso" con el que se cambia la manera de entender lo que es un Sínodo "lo local nos plantea un gran reto, si hay sinodalidad significa replantearnos desde lo local, en clave sinodal".

Comprensión y escucha recíproca son expresiones que Luciani ha utilizado en varias ocasiones durante su conferencia, en la que ha hablado de corresponsabilidad y de participación, "cuando hablamos de sinodalidad, el concepto de corresponsabilidad pasa a ser esencial y no auxiliar", corresponsabilidad -ha dicho- que no solo implica deberes sino también derechos, "no es lo mismo que tenga el deber de participar, sino el derecho de participar. Las relaciones -ha añadido- son entonces distintas cuando decimos corresponsabilidad esencial y no corresponsabilidad auxiliar".

Conferencia completa: aquí 

Mons. Joseba Segura ha agradecido al ponente su intervención sobre este Sínodo "que es algo que queremos tomarnos muy en serio" y ha señalado que a ambos les une el común cariño por Latinoamérica, donde él vivió varios años como misionero y también el Boston College, donde Luciani imparte clases y Mons. Segura estudió un tiempo.

Mons. Segura se ha referido al Sínodo "y al espíritu de sinodalidad que queremos promover" y ha reconocido el trabajo del IDTP, "institución muy importante que tenemos que cuidar e intentaremos que tenga los medios para poder desarrollar ese aporte y ese servicio que tiene que seguir prestando".