Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Un templo dedicado a la Amatxu de Begoña en Tenerife, para abril

creado por Campaña para recaudar fondos |
|   Comunicación

Al igual que el año pasado, La Cofradía de Begoña se volcará en la campaña de donativos para contribuir a finalizar las obras del templo de Nuestra Señora de Begoña en Almáciga (Tenerife). La campaña comenzará los próximos días 14 y 15 de agosto, con ocasión de la fiesta de la Asunción de la Virgen y proseguirá en la Romería del 11 de octubre.

La novedad de este año es la intención de la Cofradía de Begoña de que esta segunda campaña sea la última, pues su objetivo es conseguir finalizar las obras del templo para que se pueda celebrar la primera misa, previa su solemne bendición, el 29 de abril de 2019. Ese día se cumplirán 70 años del hallazgo en la playa de Almáciga por el joven matrimonio formado por Eusebio Sosa y Benita Izquierdo, de la botella lanzada por un grupo de peregrinos bilbaínos que iban a Santiago, conteniendo en su interior un documento firmado por todos y cinco estampas de la Virgen de Begoña. 

¿Una iglesia dedicada a la Virgen de Begoña en Tenerife?
La historia comienza la tarde del 27 de agosto de 1948, cuando 35 peregrinos de la Acción Católica de Bilbao navegan a bordo del vapor “Aragón” de peregrinaje a Santiago de Compostela con ocasión del Año Santo Jacobeo.
Martín Valle uno de los peregrinos tuvo la idea de lanzar un mensaje al mar con cinco estampas de la Virgen de Begoña y sus compañeros lo aprobaron y firmaron la nota.
El consiliario Eugenio Rodríguez lanzó la botella al mar. En la mañana del 29 de abril de 1949 en Tenerife, cuando aún estaba amaneciendo, el matrimonio formado por Eusebio Sosa y Benita Izquierdo encontraron la botella. Se la llevaron a la maestra del pueblo, Dª Clotilde, y fue ella la que reveló lo que decía el mensaje. Se pusieron de acuerdo con la maestra para escribir a Martín Valle cuya dirección venía en la tarjeta del mensaje, para solicitarle un cuadro de la Virgen o una pequeña imagen para venerar en la ermita del pueblo cuyo patrón es San Juan Bautista.
En mayo de 1949 llegó a manos de Martín Valle la carta de Dª Clotilde con la noticia de que la botella y el mensaje había llegado a Almáciga.
La imagen de la Virgen de la Begoña es un hecho gracias a las donaciones del pueblo de Bilbao, y es enviada para Tenerife el día 30 de abril después de ser bendecida y arropada por todo el pueblo de Bilbao. Llegó a la Almáciga el 14 de mayo de 1950, donde cuenta la nieta de los que encontraron la botella que “la esperaba todo el pueblo”. Durante una semana se celebraron actos en honor a la Virgen.

Como cada año, la Cofradía de Begoña edita una estampa nueva de la Virgen de Begoña para repartir el 15 de agosto y el 11 de octubre. Sin embargo, dado que el proyecto sigue en curso, este año las 30.000 unidades volverán a reproducir la misma lámina con la Virgen de Begoña enviada desde Bilbao a Almáciga en 1949, propiedad de Begoña Izquierdo Sosa, nieta del matrimonio que encontró la botella.

 

 

Imagen de la Virgen en la ermita de Almáciga