Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

¿Sabes quién es el autor del himno popular Begoñako Andra Mari?

creado por Se cantará en las diez eucaristías que se celebren hoy |
|   Comunicación

Hoy, día en el que celebramos la festividad oficial de la Virgen de Begoña, el himno por antonomasia del santuario se cantará en las diez eucaristías que tendrán lugar a lo largo del día. El párroco de San Antón, Klaudio Gallastegi, fue quien escribió la letra del Begoñako Andra Mari y el organista Arturo Intxausti, quien adaptó la música.

La letra escrita por `Don Claudio´ comienza subrayando la condición de la Amatxo de patrona de Bizkaia. Prosigue con otra constatación, es a quien se encomiendan los fieles marineros y a quien miran los pastores en el monte. El himno hace referencia también a los obreros y a los mineros que rezan a la Virgen y señala que es la luz para ricos y pobres. Concluye el canto pidiendo que acoja y cuide siempre a los hijos de Bizkaia “de puro y limpio corazón”.
El autor, Claudio Gallastegui Zenarruzabeitia, nacido en Elorrio (1906), fue párroco de San Antón durante 40 años. Firme defensor de la cultura vasca, fue quien dio la primera misa en euskera en Bilbao. A pesar de que el texto es el más conocido entre los dedicados a la Virgen de Begoña, la referencia a la imagen begoñesa en la literatura vasca es importante. Así se constata en el inventario de poemas y versos realizado por el carmelita Julen Urkiza. Son cerca de 50 títulos distintos referidos a la Amatxo.
En el libro `Begoña Historia, Arte y Devoción´ del que es coautor Jesús Muñiz Petralanda y han entrevistado esta semana en la emisora diocesana Bizkaia Irratia, se cuenta que “llama poderosamente la atención el carácter euskaldun de la literatura sobre la Virgen de Begoña, fiel reflejo de la realidad lingüística de la sociedad vizcaína hasta el siglo XX”.


La Amatxo en la literatura popular
Begoña aparece en coplas recogidas de la tradición oral y también se han recopilado numerosos versos en castellano. “Aunque un par de ellos fueron editados en el siglo XVI, casi todos los demás fueron elaborados a finales del siglo XIX, y sobre todo a lo largo del s. XX”, destacan en la publicación.

Busto de D. Claudio frente a la iglesia de San Antón.