Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Residentes del centro para personas sin hogar `Etxepel´, en el Camino de Santiago

creado por Por tercer año consecutivo |
|   Comunicación

El pasado lunes, 7 de agosto, algunos residentes y acompañantes del Centro de Cáritas para personas sin hogar del Duranguesado, comenzaron la aventura del Camino de Santiago. “Es el tercer año que queremos pasar una semana caminando, compartiendo, descubriendo”, señalan los participantes. Acompaña a estas 11 personas, Wilma, una perra donada a Cáritas.

`Etxepel´ es un proyecto integral gestado por Cáritas Bizkaia y la comunidad cristiana de Durango dirigido a las personas sin hogar que nació en 2014. Con el ánimo de que las personas realicen un recorrido para su incorporación social `Etxepel´ cuenta con un Centro de Día y dos pisos.
Hace tres años los residentes y algunos de sus acompañantes recorrieron una parte del Camino de Santiago durante una semana. Repitieron la experiencia el año pasado y esta semana también prosiguen con la aventura.


Salieron el lunes y cuentan en su crónica diaria que, desempolvaron las mochilas y un tren les llevó hasta Ponferrada, “el lugar de la última etapa del año pasado”. Allí les recibió Jorge Peña, presidente de Proyecto Hombre de León quien, junto a su equipo, alojó y dio de cenar al grupo.
Tras la cena los caminantes tuvieron un encuentro en el que compartieron sus sensaciones y anhelos.
Don once los caminantes y con ellos, Wilma, la perra que fue salvada de una muerte segura cuando era un cachorro y donada a Cáritas. Los participantes lucen unas camisetas en las que sale la perra en primer plano. “Es un regalo de una antigua voluntaria de Cáritas Tabira que ha inaugurado recientemente un negocio de fotocopias en Durango y que llevamos en la camiseta y en el corazón”. El lema de la marcha explica las intenciones del grupo: “De Etxepel a Santiago, en cuatro años lo hago”.


Acogida del Ayuntamiento de Cacabelos
Ayer, 8 de agosto, en el municipio del Bierzo de Cacabelos recibieron al grupo dos concejalas del ayuntamiento “que no sólo nos han mimado, sino que nos han alojado gratuitamente en el albergue municipal”. Los caminantes muestran su agradecimiento al consistorio y a Cáritas de la localidad que les invitó a comer.

Hoy les espera una caminata de 22,5 kilómetros.

 

 

Detalle de la camiseta y los caminantes.