Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Recorrido por las celebraciones y actividades del fin de semana

|   Comunicación

Además de la Eucaristía que presidió ayer domingo Mons. Iceta, acompañado de Mons. Segura y varios concelebrantes, en la catedral de Santiago, con motivo de Pentecostés, otros muchos puntos de la Diócesis acogieron celebraciones. La Mesa de comunidades organizó una mesa redonda  en torno a la mujer en la Iglesia y EKO/ACG celebró una asamblea en la que reeligió a Josema Incierte como responsable del movimiento. También hubo confirmaciones.

En Portugalete, en el itinerario de construcción de la Unidad Pastoral participaron en la Vigilia de Pentecostés “acogiendo y celebrando la fuerza del Espíritu a vivir desde la convivencia y la reconciliación”. En la vigilia las personas asistentes estuvieron acompañadas por Mª Carmen Hernández, Carmen Torres Ripa e Iván Ramos Torrano, familiares de víctimas del terrorismo (los dos últimos vecinos de Portugalete). “Escuchar su testimonio –explican desde el equipo ministerial-, abre caminos a la reconciliación y la convivencia, y nos invita a la comunidad cristiana a reconocer su dolor, a hacer memoria de la injusticia padecida y nos compromete a construir espacios de paz y reconciliación en la sociedad y en la Iglesia”.

También el sábado y con motivo de Pentecostés, la Mesa de Comunidades laicales de Bizkaia, promovió una mesa redonda en torno a la mujer en la Iglesia, en la que participaron Eloísa Larrea, militante de la Hermandad Obrera Católica; Isabel Matilla, misionera en Ecuador y Loli Asúa, miembro de la comunidad Fe y Justicia.

Asamblea de EKO ACG

El sábado, Acción Católica General, EKO-ACG celebró asamblea extraordinaria donde se aprobó una adaptación de sus estatutos diocesanos y se decidió por unanimidad que Josema Incierte sea la persona que ocupe la presidencia los próximos 4 años. Aprovecharon el encuentro para celebrar la vida compartida durante los 10 años de EKO-ACG, la fiesta de Pentecostés, “y el envío del Espíritu Santo a seguir haciendo realidad el sueño de Dios, para acabar compartiendo mesa y canciones, en una jornada provechosa y alegre”.

Sestao

Apoyada en la propuesta de Vigilia de Pentecostés de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar (CEAS), la Unidad Pastoral UP de Sestao, celebró la efusión del Espíritu reunida en la parroquia de san Miguel. Tras la celebración de la comunidad, jóvenes de los grupos de referencia, monitorado de los grupos de referencia, y de Euskai eskautak, San Miguel eskautak y Gaztederrak, se reunieron con cuatro de los seminaristas diocesanos para segur reflexionando sobre su compromiso como educadores y jóvenes.

En la parroquia de Cruces

Desde hace algún tiempo, el Consejo de la parroquia del Inmaculado Corazón de María (Cruces) se ha propuesto “provocar” la participación de las personas de la comunidad en las celebraciones, y que estas celebraciones “sean espacios donde compartir la vida de cada una de las personas y grupos de la parroquia”. Una de las fechas elegidas para ir generando esta dinámica y conciencia en la comunidad ha sido Pentecostés, explica José Luis Villamor, del consejo de la parroquia, “un Pentecostés –dice- que refuerza la vocación de que ‘muchos diferentes’ compartamos el sueño de una comunidad para todos y para todas”. ‘Muchos diferentes’, porque hay niños y niñas, adolescentes, jóvenes, adultos adultas. ‘Muchos diferentes’ porque hay gente de aquí y gente de allá. ‘Muchos diferentes’ porque queremos una casa que esté abierta también a los que, por voluntad propia o por desengaños, decidieron coger otros caminos”.

A través de un puzzle realizado por personas de diferentes edades y nacionalidades que participan en la comunidad, se buscó ir descubriendo poco a poco que todas las personas somos necesarias para esta casa. “Cuando todas las personas hemos puesto ‘nuestra pieza’, el mensaje se hace más visible, más claro, más hecho realidad: ‘Y cada uno y cada una oímos hablar de las maravillas de Dios, en nuestra propia lengua’.  Se trata de realizar pequeños gestos que provoquen una conciencia compartida e inclusiva en la comunidad".

Confirmaciones en San Vicente

El sábado, seis jóvenes de la parroquia de San Vicente Mártir de Abando, en Bilbao recibieron la confirmación de manos del obispo auxiliar Joseba Segura. Tras 4 años de preparación a la Primera Comunión, 3 años de preadolescencia y 6 más de preparación a la confirmación, estos chicos y chicas llegaron por fin al momento de confirmar su fe ante la comunidad que les acompañaba. Sin embargo, y como les dijo uno de los padres que intervinieron, “son conscientes de que lo más difícil empezaba ahora: vivir como seguidores de Jesús y dar testimonio de Él, pero ahora ya con todas las herramientas y medios para lograrlo”. Al concluir, manifestaron que su intención es continuar en la parroquia, pero ya como Grupo de Referencia.

Celebración de Pentecostés en Portugalete.