Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

¿Qué es una Escuela de Acompañantes?

creado por Entrevista al jesuita Vicente Marcuello |
|   Comunicación

La próxima semana, 19 y 20 de enero, continuará la experiencia de la Escuela de Acompañantes bajo la dirección del jesuita Vicente Marcuello, centrada en el acompañamiento espiritual. La fecha límite para la inscripción a los talleres finaliza esta semana. Hemos cuestionado al ponente sobre algunos detalles del curso.

¿Qué es el acompañamiento espiritual?
Probablemente, de una u otra manera todos podemos comprender lo que implica un proceso de acompañamiento personal, en este caso el matiz es el integrar la fe. Podríamos definirlo como ayudar a tomar conciencia y contrastar las vivencias que desde la fe van surgiendo en la persona. Es por lo tanto un acompañamiento personal para facilitar la integración de vida y fe que tiene repercusión en el estilo y compromiso de vida por el que se va optando.

¿A quién va dirigido? ¿Es importante saber acompañar?
Hace unos años en la Diócesis se fue tomando conciencia de que en el proceso de crecimiento en la fe había una buena experiencia en acompañamiento grupal, pero era necesario ir un paso más allá para ayudar a personalizar esa vivencia de la fe. Para ello es necesario un acompañamiento personal para el que no había personas que se sintieran capacitadas. De ahí surgió esta escuela de acompañantes que diera unas claves y base para iniciarse en ese proceso de acompañamiento espiritual.

Parece que el tema de la espiritualidad y la meditación está de moda en la sociedad actual. ¿Debemos estar alerta ante tanta oferta?
Yo no suelo ser alarmista ante esta situación de mucha oferta. Lo que denota es una necesidad de búsqueda que vivimos hoy en nuestra sociedad. Esta es una de las finalidades del acompañamiento espiritual, discernir qué es realmente una ayuda y cuál no, en definitiva, ayudar a conectar con la espiritualidad que brota del Evangelio.

No es la primera vez que se realizan este tipo de talleres en la Diócesis. ¿Cómo ha ido la experiencia hasta ahora?
Llevamos ya varios años haciendo esta oferta, con un grupo estable cada año de procedencia muy distinta, monitores de grupos, miembros de comunidades cristianas, seminaristas, sacerdotes, catequistas… 
Personas que quieren vivir desde el compromiso con el Evangelio van a necesitar siempre de un compañero de camino que les ayude a recorrerlo en coherencia y autenticidad.