Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Otros protagonistas del fin de semana: JOC, El Carmen de Indautxu y Cursillos de Cristiandad

|   Comunicación

Además de las actividades relacionadas con el Gesto Diocesano de Solidaridad, este fin de semana ha habido otros encuentros en la Diócesis: la celebración del 50 aniversario de la parroquia de El Carmen de Indautxu, la Asamblea de JOC y el cursillo de Vida Cristiana en Las Arenas, son algunos de ellos.

El obispo diocesano, Mons, Mario Iceta, presidió ayer al mediodía en la parroquia de El Carmen, la Eucaristía conmemorativa del 50 aniversario del actual templo.

JOC Bizkaia ha retomado su asamblea tras varios años sin celebrarse. 14 militantes en iniciación, 4 militantes y 4 acompañantes adultos se reunieron ayer domingo en los bajos de la parroquia de Cruces, en Barakaldo acompañados, entre otros, de responsables del secretariado general de la JOC; de la HOAC, de acompañamiento al laicado y del secretariado de Juventud. En el encuentro se presentó y profundizó la campaña que van a trabajar estos dos cursos: #RelacionARTE: “Como son nuestras relaciones” (relaciones de poder vs justicia), así como los condicionantes/elementos que nos afectan, influyen y determinan las relaciones con uno mismo y las relaciones que establecemos con nuestro entorno”, explica el presbítero José Luis Iglesias Meilán quien, a la conclusión de la asamblea, resaltaba que este encuentro ha sido un acontecimiento importante para el movimiento “ya que es retomar la JOC de Bizkaia con una nueva generación de jóvenes”.

Cursillo de Cristiandad

Durante todo el fin de semana, el Movimiento de Cursillos de Vida Cristiana ha celebrado, en la casa de espiritualidad de María Reparadora de Las Arenas, el Cursillo diocesano Nº 116. En la celebración de clausura, que tuvo lugar ayer domingo, participaron más de 100 personas. “Nuestro ilusionado empeño en seguir abriendo cauces, allanar caminos y tender puentes para que cada vez más personas degusten la Buena Noticia de Jesús, -explica Itziar Marigomez, miembro del movimiento y participante en el cursillo- se ha visto largamente recompensado, al conseguir que un ramillete de nuevos cursillistas hayan decidido abrirse a su oferta vivificadora: Si conocieras el Don de Dios…”. Como resultado, concluye “la satisfacción de todos los miembros de esta comunidad cursillista, de habernos sentido siervos útiles, piedras vivas de nuestra querida Iglesia diocesana de Bilbao”.

50 aniversario de El Carmen de Indautxu.