Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

“Mi entrada en prisión es justa, el castigo más leve del que soy merecedor”

creado por Testimonio de una persona privada de libertad |
|   Comunicación

Son las palabras escritas por una persona privada de libertad desde hace cinco años en una prisión de Euskadi. Se trata de uno de los testimonios que se recogen en la iniciativa puesta en marcha por las delegaciones diocesanas, Cáritas y el departamento de medios de la Iglesia de Bizkaia mediante la cual se quieren compartir relatos cargados de esperanza. En el texto enviado a las personas que desde Pastoral Penitenciaria acompañan en las cárceles, dice entre otras cosas que ha retomado su amistad con Dios y ello le inspira para sobrellevar tantas vicisitudes sufridas”.

Comienza su testimonio de vida y fe con una frase rotunda y reconoce que “un maldito agujero negro” en su cabeza le llevó a la destrucción de su familia, entorno y de su propia vida. “Todavía después de casi 5 años no logro una respuesta a mi sinrazón”, sentencia.

El manuscrito muestra una visión esperanzadora de su situación, ya que “pasados los momentos débiles”, poco a poco ha vuelto a reconciliarse con Dios.

Esta persona privada de libertad señala que en la cárcel “nadie dice creer” y, sin embargo, en casi todas las celdas, “en un lugar privilegiado”, hay imágenes de Jesús y de la Virgen, “así como algún santo”.

En su carta agradece la “labor abnegada” de voluntarios y clérigos en favor de los presos que es “como una bocanada de aire fresco que oxigena nuestra mente y nos da vitalidad”.

Campo de trabajo en la cárcel

Pastoral Penitenciaria ha abierto el plazo para apuntarse al campo de trabajo que tendrá lugar del 30 de abril al 3 de mayo en la prisión de Basauri.

Informaciones e inscripciones aquí.