Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Las religiosas Esther Paniagua y Caridad Álvarez serán beatificadas el sábado

|   Comunicación

El próximo sábado 8 de diciembre serán beatificados monseñor Pierre Claverie -obispo de Orán- y 18 religiosos y religiosas, todos ellos asesinados en la década de los 90 en Argelia. Entre ellos había dos agustinas misioneras españolas, Esther Paniagua y Caridad Álvarez. La familia de Esther reside en Bizkaia y acudirá al acto.

La hermana de Esther Paniagua, Gloria vive en Amorebieta. Gloria explica que hace unos meses las religiosas agustinas misioneras les informaron de la fecha de la beatificación. Este sábado beatificarán a los 19 mártires cristianos asesinados en Argelia durante la guerra civil de los años 90 del siglo pasado. Son más conocidos los monjes cistercienses del Atlas, que fueron inmortalizados en la película `De Dioses y hombres´ y el obispo Pierre Claverie, a quien mataron cuando regresaba de una misa homenaje a los siete religiosos mártires. La vida de Cari y Esther, no ha trascendido tanto públicamente, pero su opción de quedarse junto al pueblo también acabó con sus vidas. Su hermana Gloria explica que “ellas sabían que corrían peligro. A mi hermana le ofrecieron protección y ella la rechazó. En lugar de eso pidió un colonoscopio”. Gloria “como creyente” se muestra contenta por la beatificación de su hermana, pero tiene la pena de que sus padres hayan fallecido con la tristeza del asesinato de su hija, aunque Esther “siempre les tranquilizaba y les decía que ella era muy feliz”.

Embajador

Ayer, el que era embajador de España ante Argelia en ese tiempo reconoció el valor de las misioneras, "España dio una lección en Argelia, porque fue de las pocas embajadas que no cerraron, fuimos un caso único", afirmó Javier Jiménez-Ugarte, embajador de España ante Argelia de 1994 a 1997. "El mérito lo tienen en gran parte las religiosas españolas, que decidieron quedarse a pesar de todo. Si las hermanas se hubieran ido, yo, el embajador, habría ordenado cerrar la embajada". Según explicó, las empresas se habían marchado, y como españoles solo quedaban las religiosas y el cuerpo diplomático. "El mérito de que España fuera un ejemplo es, en gran parte, de ellas".

"Esther y Caridad son para la congregación un signo de fidelidad y de verdad", explicó Piedad Pacho, superiora general de la congregación. "El auténtico pastor no huye cuando hay peligro, sino que se queda a cuidar a las ovejas, eso es lo que hicieron ellas. Entregaron la vida, aunque sabían que podían perderla". Fundadas en 1890, las Agustinas Misioneras cuentan en la actualidad con 500 hermanas y tienen presencia en 16 países del mundo. "La beatificación de Esther y Caridad supone un antes y un después para la congregación".

Actos previstos

La ceremonia de beatificación tendrá lugar el próximo sábado 8 de diciembre a las 13:30 en Orán (Argelia), y será presidida por el arzobispo Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para la causa de los Santos, en nombre del Santo Padre. El gran acto de la congregación tendrá lugar el sábado posterior, el 15 de diciembre, en la catedral de León. Más de 160 hermanas de la congregación se darán cita en la Catedral de León. Vienen de varias ciudades de España, de Brasil, Colombia, China, Filipinas, Roma, Argentina, Mozambique, Tanzania e India. La Eucaristía será presidida por Monseñor Julián López Martín, obispo de la diócesis. Concelebrarán Monseñor Henri Teissier, arzobispo emérito de Argel; padres Agustinos y sacerdotes de la Diócesis.

Esther Paniagua junto al Papa Juan Pablo II.