Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

“La Pasión Viviente de Balmaseda es innata a nuestra religiosidad”

creado por Tomás Balma, miembro de la parroquia y personaje en la Semana Santa |
|   Comunicación

Tomás Balma participa activamente en la Semana Santa de Balmaseda desde hace años. Lleva alrededor de una docena actuando en la representación de la Pasión Viviente, pero su participación en las procesiones es anterior. Sostiene que la Semana Santa es todo eso, además de los oficios que tienen lugar estos días en la parroquia. Hoy, Jueves Santo, los personajes se vestirán en los locales de San Severino. Hoy y mañana, tendrán lugar las procesiones por las calles de la villa.

¿Cuándo comenzaste a participar en la Pasión Viviente?

Hace diez o doce años. He hecho de diferentes personajes: de apóstol, de Sumo Sacerdote... Este año me toca de senador o consejero de Pilato.  

¿Qué significado tiene para un creyente de la villa?

Total, porque la propia definición de la Pasión es innata a la religiosidad. La parroquia está ligada directamente con la Pasión Viviente. Durante estos últimos dos meses se está ensayando en los locales parroquiales, parte del atrezzo que se utiliza, como un trono o los asientos, son de la parroquia. Aquí se guardan además los Pasos, porque la Semana Santa en Balmaseda no es sólo la Pasión, también son las procesiones, las funciones...

¿Qué procesiones hay?

La del jueves por la tarde y la del Silencio, del viernes por la noche son impresionantes. Hoy tendrá lugar la procesión de los Pasos, a las 19:00 h. Irá acompañada de los romanos y los penitentes que irán encapuchados, descalzos y cargados con cruces. Mañana, Viernes Santo, la procesión del entierro comenzará a las siete de la tarde y la del Silencio, a las 21:30 h. Es una de las procesiones más especiales. La Guardia Romana escolta en silencio los pasos del Cristo del Cementerio y la Dolorosa hasta el cementerio, donde el párroco reza un responso y se coloca el paso del Cristo en su lugar habitual, en una de las paredes de la capilla del cementerio y se vuelve con la Dolorosa a la iglesia parroquial.

Las actividades comenzaron ya la semana pasada ¿verdad?

El concierto `Miserere´ con la coral llenó por completo la parroquia. Suele ser nuestro preludio a la Semana Santa.

Tomás Balma representando a José de Arimatea, el de la derecha de la fotografía