Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

“Ha sido fácil encontrar a Dios en prisión”

creado por Ayer finalizó el campo de trabajo en la cárcel de Basauri |
|   Comunicación

Seis jóvenes de la Diócesis han participado en el campo de trabajo que organiza Pastoral Penitenciaria en la cárcel de Basauri. Ainhoa, Eneko, Iñigo, Itxasne, Alba y Josune han vivido una experiencia “maravillosa e inigualable” junto a las personas presas.

El primer día que entraron a la cárcel estaban bastante nerviosos y “teníamos miedo por lo que nos podíamos encontrar”. Pero una vez dentro, “tras pasar las 7 puertas”, llegaron al aula donde prepararon una actividad que habían trabajado en la Sala Rekalde, sobre el arte del periódico y su forma de expresarse. Se formaron seis grupos para trabajar el contenido de la artista, Ixone Sádaba, y ello sirvió para romper el hielo.
Tras la experiencia de la mañana en prisión, los jóvenes se reunieron por la tarde para compartir sus impresiones, orar e identificar dónde habían encontrado a Dios. “Le sentimos fácilmente en gestos, miradas y en personas”, explican.
El segundo día del campo de trabajo los jóvenes compartieron juegos y actividades con las personas presas y uno de ellos les contó la razón por la que había ingresado en prisión. “Nos sentimos muy agradecidos, porque sin conocernos de nada se abrió a nosotros y a pesar de su difícil situación, nos dio consejos”, comentan.
Una experiencia especial
El responsable de Pastoral Penitenciaria, Jorge Muriel, recuerda que la iniciativa del campo de trabajo pretende que los jóvenes se encuentren con Dios en el mundo de la exclusión. Ciertamente, parece que se ha logrado el objetivo porque los jóvenes, todos comprometidos en grupos eclesiales, se muestran “tocados” por la experiencia. “Ha sido fácil encontrar a Dios en este ambiente tan solitario, frío y sin libertad”, concluyen.

Jorge Muriel con los jóvenes que han participado en el campo de trabajo.