Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Ha fallecido Imanol Ortuzar

creado por Goian Bego |
|   Comunicación

El pasado sábado, 13 de julio, falleció en Bilbao, a los 88 años de edad, el presbítero diocesano Imanol Ortuzar Macazaga.  Su funeral tendrá lugar hoy lunes por la tarde a las 19:00 h., en la parroquia de San Antón, de Bilbao.

Imanol Ortuzar nació en Bilbao el 28 de noviembre de 1930 y fue ordenado presbítero en la basílica de Begoña, en 1958. El año pasado había cumplido sus bodas de diamante presbiterales.

Ortuzar, era Bachiller en Empresariales, por la Escuela de Comercio de Bilbao y diplomado en Sociología, por la Universidad Complutense de Madrid. Tras su ordenación, su primera encomienda fue como coadjutor de Ntra. Sra. de la Asunción de Bilbao y también fue consiliario diocesano de JOC en el periodo comprendido entre 1961 y 1964. De 1970 a 1972 permaneció en Madrid estudiando y a su regreso fue designado coadjutor de Sagrada Familia de Bilbao. A principio de los años 80 estudió en Vitoria y, después, formó parte del equipo presbiteral de Ibarrekolanda y Deusto y su último cargo pastoral fue como párroco de San Antón y miembro del equipo presbiteral de San Antón, Santos Juanes, San Nicolás y Santiago, de Bilbao. Tras su jubilación, mientras su salud se lo permitió, siguió colaborando durante mucho tiempo, en la parroquia de San Antón.

Cercano y excelente compañero

Quienes le han tratado de cerca definen a Ortuzar como un hombre “muy cercano”, dicen que fue una persona sencilla “y buena gente”. El actual párroco de la catedral de Santiago y responsable de la Unidad Pastoral del Casco Viejo, Luis Alberto Loyo, que ha tenido que colaborar de cerca con Ortuzar en muchas ocasiones, dice de él que fue un compañero excelente “y muy buen cura”, una persona generosa y austera a la vez “que siempre miraba por los intereses de la parroquia de San Antón” y que siempre apoyó los proyectos conjuntos que se generaban en la Unidad Pastoral.

Otra de las facetas que destacan de Ortuzar fue la de su gran afición a la montaña. Durante muchos años subía todos los días temprano al Pagasarri. “Tuvo una excelente salud” y estaba muy en forma. Los últimos tiempos una afección en su salud le privó de seguir haciendo eso que tanto le gustaba y le dejó sentado en una silla de ruedas. Su último domicilio fue la residencia sacerdotal de San Vicente, donde se trasladó a vivir con su hermana hace varios años.

Goian Bego!

Imanol Ortuzar.