Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Encuentros, retiros y sesiones formativas en el fin de semana

|   Comunicación

“Espiritualidad de la Misión”, es el lema del encuentro que este pasado sábado, 12 de enero, tuvo lugar en Barnezabal (Berriz), organizado por las Misioneras Mercedarias de Berriz, dirigido por el vicario general, Joseba Segura y en el que participaron alrededor de 50 personas. Además, el sábado también se celebró una sesión formativa dentro de la iniciativa “Red de escucha” y ayer domingo se llevó a cabo, en Bilbao, un encuentro de la comunidad católica africana de Bizkaia, tras haberse constituido como grupo de trabajo el pasado mes de octubre.

La jornada/taller de Berriz tuvo como objetivo principal reflexionar sobre la espiritualidad de la Misión y “cómo la Misión va transformando la experiencia de Dios”, explican desde la organización. En una primera parte de la mañana, Joseba Segura presentó los rasgos de la espiritualidad misionera “Ad gentes”, con sus aspectos positivos y algunas críticas y se compartieron algunas experiencias. En la segunda parte, presentó las “claves para una espiritualidad misionera hoy”. Por la tarde se desarrolló una mesa de experiencias en la que participaron Dina Martínez del instituto secular Vita et Pax y misionera en Rwanda, durante 34 años y Fermín Ibañez, laico misionero en Perú. Dina entiende la Misión como un intercambio de valores y experiencias y la espiritualidad como experiencia de Dios “liberación, gozo, unidad”. Fue a Rwanda con 25 años, allí se dedicó al mundo de la salud y vivió de cerca la guerra de 1994, con situaciones tan duras como la muerte de 9 compañeras. Por otro lado, Fermín, misionero en la educación, padre de familia y profesor de religión en un colegio de las Mercedarias, tiene una amplia trayectoria en el compromiso social (voluntario con enfermos VIH, pozo del tío Raimundo...) A Fermín, le cautivó la espiritualidad de las mercedarias de Berriz, además vivió una pequeña experiencia misionera en Perú con su hija de 14 años. Ambos contaron, en el encuentro de Berriz, su experiencia.

Red de Escucha

Esta iniciativa, que comenzó a funcionar en 2016, está compuesta actualmente por un grupo personas voluntarias que acompañan a otras que están pasando por momentos difíciles. El sábado tuvieron una sesión formativa a cargo de Rosa Martínez, de Lagungo, sobre “cómo acompañar en el duelo”.

La del sábado fue la tercera sesión de formación de la segunda “promoción de voluntari@s” de la Red de Escucha promovida por la diócesis BAI ESAN. 

BAI ESAN es una red de entidades (Diócesis de Bilbao, Lagungo, San Juan de Dios, Cáritas) que comparten modelo de intervención en el ámbito de la escucha, que quieren responder desde la proximidad y el trabajo compartido a la necesidad de escucha de muchas personas que pasan por momentos complicados de la vida (soledad, falta de red social, crisis, migración, duelo, cuidado de personas, tránsito a la vida adulta…)  y que lo hacen poniendo a disposición de la red sus recursos y proyectos. Es una red sostenida actualmente por 13 voluntarios y voluntarias, con formación, habilidades, carisma para la escucha y con disponibilidad de al menos 2 horas de tiempo disponible para la escucha y que se vincula a la red desde alguna de las entidades.

Comunidad católica africana

En la sesión de ayer domingo, que tuvo lugar en Barria (Plaza Nueva, 4, de Bilbao), con dinámicas de taller, las personas asistentes se dividieron por grupos y abordaron diversas cuestiones con el fin de recoger el sentir de las personas participantes sobre las dificultades y oportunidades que tienen para vivir su fe “y ver hacia donde seguir caminando de modo que las acciones que se pudieran plantear respondiesen a las inquietudes planteadas”. El grupo de la Comunidad Africana está acompañado y coordinado por la responsable de la pastoral de migraciones, Begoña Mera y compuesto por sacerdotes, religiosas, laicas y laicos de El Congo, Guinea Ecuatorial, Togo, Kenia o Camerún.

Encuentro del sábado, en Barnezabal (Berriz).