Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

El reto de la contabilidad social

creado por Experiencia diocesana en las jornadas de Euskalit |
|   Comunicación

Se puede entender la contabilidad social como una herramienta que amplía la información proporcionada por la contabilidad económico financiera, en una organización, mediante la incorporación de otras variables relacionadas con el impacto social de dicha organización. El Responsable de Voluntariado Económico de la Diócesis, José Joaquín Moral, junto con el profesor de la Universidad de Deusto, José Luis Retolaza y el profesor de la Escuela de Formación Otxarkoaga, Pedro Sánchez, han abordado este tema, en una sesión que ha tenido lugar este mediodía dentro de la Semana Europea de la Gestión Avanzada, organizada por Euskalit, en el edificio Bizkaia Aretoa de la Universidad del País Vasco.

“La cuenta de resultados social”, ha sido el título de la ponencia que ha servido para explicar el trabajo que se está realizando, en colaboración con la universidad de Deusto, sobre el valor social aportado por la Diócesis de Bilbao, en concreto por los 16 centros educativos pertenecientes al Obispado. Ya que según ha explicado Moral, se incorporarán paulatinamente a este estudio otras organizaciones como Cáritas, etc.

Otros valores, otros baremos, otros servicios, no solo económicos

José Luis Retolaza, autor de la metodología para establecer el valor social de una organización, lleva tiempo trabajando con la contabilidad social y ha dirigido este estudio en el que se pretende “entender las organizaciones desde el valor que ofrecen a la sociedad”, no solo económico, así como las diferencias entre el valor económico y el emocional.

José Joaquín Moral ha explicado los diferentes tipos de valores sociales: El valor social de mercado (común a todas las organizaciones) en que se engloban los gastos por personas trabajadoras, accionistas, proveedores o servicios como la Seguridad Social u otros impuestos) y, por otro lado, el valor social específico (el que no implica retribución económica), son “valores que se dan por los que no se cobra” y en los que está la diferencia entre unas instituciones u otras. Cuantificarlo es el resultado de este estudio que hoy se ha presentado.

El profesor del centro Otxarkoaga, Pedro Sánchez ha expuesto la experiencia de este centro educativo de marcado interés social, frente a este estudio. Sánchez ha dicho que trabajar en red en un mismo tema junto a los otros 15 centros diocesanos les ha permitido poner en común muchos asuntos sobre los que nunca habían tratado.  “Para calcular el valor social hay que estudiar lo diferente que ofrece la institución”.  Cuantificada la experiencia ha explicado que este estudio les ha permitido aclarar “el valor calculado de lo que estamos realizando” en temas difícilmente valorables hasta que no se han metido de lleno en esta contabilidad social que les ha hecho constatar que por cada euro que se recibe de la Administración el centro Otxarkoaga genera 2,8 euros.

José Joaquín Moral, durante su intervención