Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

El CPD propone actuar desde la discreción y la humildad

creado por Los consejeros trataron el tema de Paz y Reconciliación |
|   Comunicación

En la sesión ordinaria, que celebraron el sábado pasado los miembros del Consejo Pastoral Diocesano, los consejeros propusieron al obispo algunas líneas de actuación de la Iglesia de Bizkaia, en el tema de la paz y la reconciliación. Los participantes marcaron algunas acciones concretas para realizar en diversos ámbitos como son las celebraciones, la formación en la catequesis y los centros educativos diocesanos, o en la comunidad eclesial y de cara a la participación civil.

 

Desde que el Consejo Pastoral Diocesano (CPD) decidiera priorizar el tema de la paz y la reconciliación, se han celebrado cuatro sesiones en las que se ha profundizado en la cuestión. Tras la primera fase, dedicada a Ver y a Juzgar, en la sesión ordinaria que se celebró el pasado sábado, día 9, los consejeros propusieron al gobierno diocesano, encabezado por el obispo, algunas líneas de actuación que se pueden impulsar desde la Diócesis.

Los consejeros concluyeron que es importante actuar desde la discreción y la humildad y aportar “nuestra visión en el tema, desde el Evangelio”.

Acciones concretas

Entre las acciones propuestas se apuntaban algunas como la de “acentuar en las celebraciones la clave de la reconciliación” y, en este sentido, se proponía recuperar algunos materiales de reflexión. En el ámbito de la formación los consejeros propusieron convertir en eje transversal “de toda la acción educativa-eclesial” la deslegitimación de la violencia y trabajar a favor de la reconciliación.

Los consejeros, propusieron crear “una especie de observatorio” dentro de la comisión diocesana que se formará próximamente, para analizar los pasos realizados hasta ahora en el tema de la paz y la reconciliación y “desarrollar acciones de presente y futuro”.

En cuanto al ámbito comunitario y eclesial, la asamblea decidió “que se pusieran en valor las diversas acciones que se realicen” y favorecer reflexiones, encuentros entre víctimas y victimarios o charlas “para ir construyendo puentes”.

En el ámbito participativo cívico-ético, los miembros de la asamblea destacaron la importancia de la presencia cristiana en los ámbitos socio-políticos y se mostraron a favor de apoyar y favorecer la pluralidad en “las iniciativas institucionales que se desarrollen en este sentido”.

Los consejeros manifestaron la importancia de divulgar y “poner en práctica” la Doctrina Social de la Iglesia “que sigue siendo de gran actualidad y válida para dar respuesta a muchos interrogantes”.