Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Obispo de Bangassou: “La Iglesia es la última en apagar la luz en momentos de dificultad”

creado por Mons. Juan José Aguirre, en la Diócesis |
|   Comunicación

El obispo de la Diócesis de Bangassou (República Centroafricana), el cordobés mons. Juan José Aguirre,   visitó ayer nuestra Diócesis, acompañado por miembros de la Fundación Bangassou que apoya proyectos en dicho país africano. El religioso comboniano, que en más de una ocasión ha ejercido de `escudo humano´, relató la cruda realidad en la que está inmersa la población civil.

Mons. Aguirre, religioso comboniano, está de actualidad por permanecer siempre en primera fila a favor de las personas más vulnerables. Aguirre explica el difícil momento que se vive actualmente en Centroáfrica. El lleva allí más de 35 años “tres primeras décadas preciosas” –dice- que se han estropeado en los últimos 5 años por culpa de graves conflictos que han convertido el país en una situación constante de guerra civil la mitad de Centroáfrica está gobernada por señores de la guerra de corte yihadista”, añade.

Mons. Aguirre ha llegado a convertirse en escudo humano para proteger a personas que tenían alojadas en sus parroquias “la Iglesia es la última que apaga la luz en momentos de gran dificultad. Allí tenemos un centro para acoger a enfermos terminales de SIDA. No los íbamos a dejar”, matiza. Además, tienen otros centros de atención a huérfanos… “no los podíamos abandonar”. En 2017 se vivieron los momentos más difíciles en Centroáfrica “No es una guerra de religiones entre musulmanes y no musulmanes, como quiere hacer creer alguno. Es una pantalla de humo”. Mientras, ellos continúan allí procurando cobijar a los más frágiles y a los más vulnerables.

Voz a los sin voz

Mons. Juan José Aguirre se reunió ayer con el Obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta y en el encuentro también participó la delegada de Misiones Diocesanas de Bilbao, Feli Martín. Aguirre llegó acompañado de dos miembros de la Fundación Bangassou que apoya proyectos de educación, proyectos sanitarios y proyectos de promoción social, en Bangassou. Miguel Aguirre, hermano de Mons. Juan José Aguirre y uno de los fundadores y promotores de la fundación; junto a Mikel Mendizabal, de la delegación Norte de la Fundación, acompañaron al obispo en este viaje en el que quieren “dar Voz a los sin voz” y agradecer a las Diócesis Vascas su apoyo para reconstruir la catedral y la casa de las monjas que se han visto gravemente dañadas durante el conflicto. “Muchísimas gracias por este gesto de solidaridad con la Iglesia africana”, se despidió Mons. Aguirre.