Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Actividades distintas para la juventud, en un verano diferente

|   Comunicación

Este curso ha tocado modificar la manera de llegar a los y las más jóvenes en los procesos de Iniciación Cristiana, y ha habido que reinventarse en tiempo de verano. Este año, por ser diferente, tanto los grupos eskaut, de tiempo libre parroquial como los de Iniciación Cristiana no han querido dejar pasar la oportunidad para que la chavalería y el propio monitorado, cuenten con actividad de verano. “No ha podido ser como siempre, pero a pesar de eso, ahí ha estado el monitorado, para hacer que este verano sea una experiencia más en su proceso personal, a pesar de todas las dificultades que han ido surgiendo en este tiempo”, explica Maite Morezuelas del área de infancia y juventud de la delegación de Anuncio y Catequesis.

Desde el inicio de este mes de julio, muchos grupos han llevado a cabo sus actividades de verano, cada uno a su manera, y dentro de sus posibilidades, pero siempre intentando que fuera una experiencia de aprendizaje y crecimiento personal. Otros, no han podido acabar de realizar lo que tenían planteado, ya que las circunstancias de esta semana, les ha impedido llevarlo a cabo.

Se han ofrecido colonias urbanas, salidas de día al monte, campos de trabajo vinculados a nuestras comunidades parroquiales o en nuestro entorno más cercano. La oferta de actividades ha sido plural: pintar locales, acompañar personas u ofrecer clases de castellano para inmigrantes, entre otras.

La mayoría de los grupos que tenemos en la Diócesis, durante todo este mes, han llevado a cabo alguna actividad. Posiblemente el número de personas que han aglutinado estas actividades será algo menor que otros años, aun con todo rondarán los 1500-2000 chavales y chavalas de 10 a 19 años junto con su monitorado.

Maite concluye agradeciendo a todas las monitoras y monitores el esfuerzo que han hecho para reinventar la oferta de actividades en las actuales condiciones sociosanitarias. “Además, la casi totalidad del monitorado ha cursado las formaciones en torno a aspectos sanitarios y gestión emocional, que se pedían desde las instituciones públicas, con el objetivo de posibilitar el mejor servicio a chicos y chicas este verano y conseguir que a pesar de las limitaciones de la situación actual, la participación en las actividades de verano sea también una experiencia significativa para el proceso de cada uno de ellos”.

Colonias urbanas Garaia