Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Conferencia de Manos Unidas sobre asistencia a mujeres víctimas de trata y explotación sexual

creado por En vísperas de su jornada anual que tendrá lugar este domingo |
|   Comunicación

Este próximo domingo, 10 de febrero, Manos Unidas celebrará su jornada anual centrada en el lema “La mujer del siglo XXI, ni independiente, ni segura, ni con voz”. Este año en el que Manos Unidas celebra su 60 aniversario, la organización ha querido dar voz a la situación de las mujeres en el mundo “Creemos en la igualdad y en la dignidad de las personas” y en Bilbao han organizado una charla en el salón de la parroquia del Corpus Christi, mañana martes, 5 de febrero, a las 19:30 h. con el título “Asistencia integral a Mujeres víctimas de trata y explotación sexual”, impartida por la psicóloga Virginia Desirée Bozzeta Davila, que trabaja en barriadas en Lima, Perú.

Con motivo de la jornada de sensibilización de Manos Unidas y la colecta en las parroquias de este próximo domingo, hoy víspera de Santa Agueda, por la tarde, miembros de Manos Unidas acompañarán al Coro de Indautxu por el centro de Bilbao, saliendo de Ibaigane, sede del Athletic a las 18:00 h., en su ronda de cantos. La recaudación será a favor del proyecto “Acceso a la educación secundaria en Antananarivo, Madagascar”.

60 años de trabajo por los derechos Humanos

La presidenta delegada de Manos Unidas en Bizkaia, Maritxu Epalza, explica que desde los inicios de la organización el trabajo por los derechos humanos ha formado parte de la misión de Manos Unidas y uno de sus empeños ha sido el trabajar por las mujeres “como uno de los grupos más vulnerables, sin que ello suponga excluir a ninguno de los otros colectivos con los que trabajamos. De ahí el lema de este año”.

Ante el papel de las mujeres en el siglo XXI, tema que centra la campaña de este año, el Papa Francisco recuerda que “La Iglesia reconoce el indispensable aporte de la mujer en la sociedad, con una sensibilidad, una intuición y unas capacidades peculiares que suelen ser más propias de las mujeres que de los varones… El genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres también en el ámbito laboral y en los diversos lugares donde se toman las decisiones importantes, tanto en la Iglesia como en las estructuras sociales” (EG, 103).