Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Comienza el campo de trabajo en la cárcel de Basauri

creado por Nuevas incorporaciones a la Pastoral Penitenciaria |
|   Comunicación

A lo largo de este fin de semana un grupo de personas participarán en un Campo de Trabajo organizado por Pastoral Penitenciaria que comienza mañana sábado y se prolongará hasta el próximo martes 1 de mayo. La actividad está dirigida a personas adultas de entre 29 y 55 años. “La cárcel –dicen desde la organización- es un lugar privilegiado para encontrarse con el Dios de Jesucristo. Allí donde los excluidos, a los que nadie quiere, tienen rostro”. En esta tercera edición participaran 8 personas (7 mujeres y 1 hombre), procedentes de Erandio, Las Arenas, Sestao, Balmaseda y Bilbao: Una trabajadora de Cáritas, un diácono, dos responsables pastorales, y cuatro catequistas.

El objetivo de esta actividad es el de generar una experiencia de encuentro con Dios, en el mundo de la exclusión. En Pastoral Penitenciaria inciden en que la sociedad rechaza a las personas privadas de libertad, “son los últimos,-dicen- precisamente por ser los últimos, los olvidados, Dios está en medio de ellos: ‘estaba preso y me visitasteis’ (Mt 25,36). Si queremos encontrar al Dios de los pobres, -resaltan- el Centro Penitenciario de Basauri es un lugar adecuado”. En un día tipo del Campo de Trabajo las personas participantes realizarán numerosas actividades, talleres y Lectura Creyente de la Realidad. 

Nuevas incorporaciones a Pastoral Penitenciaria

Desde este curso 2017-2018, un grupo de 8 curas se han incorporado a la pastoral penitenciaria para celebrar la eucaristía en la cárcel de Basauri. Aitor Uribelarrea, Javi García, Jesús Sánchez Maus, Borja Uriarte, Carlos Olabarri, Manu Arrue, Sergio Buiza y Ángel Mª Unzueta.

A finales del curso pasado Andoni Uriarte (capellán de la cárcel) solicitó a la Pastoral Penitenciaria comenzar un relevo en la celebración de la eucaristía en el centro penitenciario de Basauri. Así que se nos ocurrió la idea pastoral de proponer a un grupo de curas la posibilidad de evangelizar y dejarse evangelizar por los presos. Andoni sigue celebrando allí los dos primeros domingos de mes y este grupo de presbíteros lo está haciendo los siguientes domingos del mes. Esto les supone un compromiso de celebrar una eucaristía al trimestre.

“Todos recibieron la invitación con mucho agrado y su incorporación a las misas está resultando normalizada y muy positiva para las personas privadas de libertad”, explica el responsable de la Pastoral Penitenciaria en nuestra Diócesis, Jorge Muriel. Alguno de ellos ya había tenido “acercamientos y experiencias con el mundo de la cárcel de Basauri”, bien celebrando como vicario general, en el caso de Ángel Mª, bien jugando a futbito, Carlos y Borja o bien en el campo de trabajo para adultos que promueve la Pastoral Penitenciaria, Javi.

Allí las misas son los domingos a las 17:00 h., y asisten unos 20-30 presos más un grupo de 4-6 voluntarios. “La participación -resalta Muriel- es alta si estamos pensando en un módulo de unas 100-140 personas con un grado alto de multiculturalidad y multireligiosidad. Hombres todos en edades comprendidas entre los 18 y los 50 años. Todos los que vivimos una eucaristía en la cárcel de Basauri sabemos que allí la fe y la vida se cruzan en las entrañas mismas del sufrimiento y la esperanza”.

En Pastoral Penitenciaria agradecen a Andoni Uriarte “por su incansable trabajo, tanto en pastoral penitenciaria como en Bidesari (donde es imprescindible). Su saber estar y su tarea evangelizadora, ha sido y es un ejemplo de encarnación del evangelio”.

Grupo participante en la edición de abril-mayo 2017 del campo de trabajo para personas adultas.