Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Cena Solidaria a favor de Ecuador, en la Unidad Pastoral San Adrián-Miribilla

creado por El viernes pasado |
|   Comunicación

El pasado viernes, 10 de noviembre, se celebró la ya tradicional "cena solidaria" organizada por el grupo de solidaridad de la Unidad Pastoral San Adrián-Miribilla. La convocatoria según los organizadores “fue un éxito rotundo”. Participaron cerca de un centenar de personas y se recaudaron 1.200 euros, que se destinarán a los proyectos solidarios que se mantienen en Ecuador, así como a proyectos de Cáritas de los barrios.

La cena comenzó con una exposición por parte del vicario de Bilbao y anterior párroco de la Unidad Pastoral, Antón Rey, quien realizó una visita a las zonas devastadas por el terremoto de Ecuador el pasado mes de agosto.
Las diócesis vascas, a través de Cáritas y Misiones Diocesanas se movilizaron para enviar ayudas económicas cuando ocurrió el terremoto, en abril de 2016. El vicario, Antón Rey, recorrió varias de las zonas afectadas por el terremoto. Participó en la inauguración de la iglesia de Calceta, que se había visto gravemente afectada por el seísmo. El templo estuvo abarrotado y se agradeció a las Diócesis vascas su aportación económica, unos 300.000 dólares. Antón Rey visitó además, la reconstruida casa cural de Bahía en la que también han cooperado económicamente las diócesis vascas con una aportación de 120.000 dólares.


Grupo de danzas y cena
Desde la organización destacan la nutrida presencia de personas ecuatorianas, procedentes de la misa latina que se celebra en San Luis Beltrán, el último domingo de cada mes. La cena solidaria comenzó con unas danzas a cargo del grupo ecuatoriano y tras la bendición del párroco, Jovaisa Herrán, disfrutaron de la cena, la charla y “la animada compañía”. El grupo de solidaridad traslada su agradecimiento a todas las personas participantes y recuerdan que los 1.200 euros recaudados se destinarán a proyectos solidarios en Ecuador y a los proyectos de Cáritas en los barrios de San Adrián y Miribilla.

El vicario territorial, Antón Rey, en un momento de su intervención