Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Jabier Kalzakorta presenta una obra de referencia para el estudio de las Baladas

creado por Se recogen varias con temática religiosa |
|   Comunicación

Ayer, el doctor y profesor de la Universidad de Deusto, miembro de Euskaltzaindia y colaborador asiduo de Labayru Fundazioa presentó la obra `Euskal baladak: azterketa eta edizio kritikoa´. El trabajo, publicado en dos volúmenes, recoge todas las versiones conocidas hasta ahora y algunas nuevas. La temática de los romances es diversa, se agrupan alrededor de una centena, entre ellos destaca el bloque de los religiosos.

Labayru Fundazioa presentó ayer, junto al propio autor, el corpus o la colección más completa recogida hasta la fecha de uno de los géneros más valiosos de la literatura oral en euskera, las baladas. El trabajo realizado por Jabier Kalzakorta para su tesis, con un volumen de 1.500 páginas recopiladas en dos libros, incorpora numerosas versiones desconocidas hasta ahora o que quedaban fuera del alcance de los investigadores.
Kalzakorta, en su presentación, reprodujo algunas de las baladas en las versiones originales para mostrar la gran variedad y riqueza del idioma y los temas, que son alrededor de 100. “He encontrado temas baladísticos crueles – señaló-, desde la infidelidad o la traición hasta el amor”. Otro tema recurrente es el relativo a la religión. Esta materia se aborda en más de una ocasión. Por ejemplo, la Pasión de Jesús aparece “con gran fuerza”, o la vida de San Ignacio… En pocas ocasiones se trata sobre el nacimiento de Jesús. “También he encontrado baladas dedicadas a Arantzazu o Arrate, aunque a veces no es fácil saber a qué se refieren. Pienso que, normalmente, tienen que ver con la belleza del entorno”.
Labayru Fundazioa
Adolfo Arejita, director de la fundación agradeció y alabó el gran trabajo realizado por el estudioso y lo valoró como una obra que a partir de ahora será “de consulta obligada y obra de referencia para estudiosos e investigadores”. La obra, publicada por Labayru Fundazioa con la ayuda de la BBK y el Ayuntamiento de Markina, localidad natal del autor, recoge unas 250 baladas que no estaban reunidas en colecciones anteriores. Al cuestionarle al autor por su sentimiento cuando en su trabajo de investigación ha hallado alguna balada inédita señaló que le "animaba"  a proseguir con un trabajo arduo y que le ha quitado muchas horas de descanso, pero que ha vivido con pasión.