Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

25 aniversario de la ordenación presbiteral del Obispo de Bilbao

|   Comunicación

Hoy martes, 16 de julio, festividad de Ntra. Sra. del Carmen, se cumple el 25 aniversario de la ordenación presbiteral, en Córdoba, de Mons. Mario Iceta Gabicagogeascoa, que hoy se encuentra en la Diócesis cordobesa para celebrar sus bodas de plata en el mismo lugar donde fue ordenado.

Mons. Iceta explica que estos años han sido muy intensos “Tengo 54 años, 25 de vida ministerial, ya he pasado el ecuador de la vida, comienzo el atardecer de la vida y pienso que es un periodo de aprender de los errores, que los ha habido, un periodo de dar gracias a Dios por tantos dones que me ha dado y por tantas personas que ha puesto a mi alrededor de las que he aprendido mucho”. El obispo dice que “uno también va madurando en la vida, va madurando mi personalidad, va madurando en la fe y cómo se afrontan las cuestiones. Voy percibiendo que Dios es el Señor de la vida y de la historia en el que se puede confiar siempre. Soy más consciente de la llamada y de lo que supone en seguimiento suyo, así como su presencia siempre esperanzada, siempre amorosa y siempre misericordiosa. Quien dirige mi propia vida y quien dirige la historia, el universo”.

Celebración

En el mes de junio, Mons. Iceta celebró sus Bodas de Plata junto al resto del presbiterado diocesano que hacían sus aniversarios; la semana pasada tuvo una celebración en familia “serena, en casa, de modo reducido, en familia” y hoy martes lo celebrará en Córdoba “en el lugar donde me ordené sacerdote, una celebración muy sencilla, abierta, no ha habido invitaciones, se ha informado a la gente más cercana que quiero celebrar una misa de Acción de gracias y sobre todo, –añade- una celebración más interior, más de en clave de estar con el Señor reafirmando la llamada volviendo a percibir su llamada y su presencia”.

Mons. Iceta, nació en Gernika el 21 de marzo de 1965, fue ordenado presbítero el 16 de julio de 1994 y tras una etapa en la Diócesis de Córdoba, fue nombrado obispo auxiliar el 5 de febrero de 2008 y ordenado Obispo el 12 de abril de 2008. Tras la designación del Mons. Ricardo Blázquez –por entonces obispo diocesano de Bilbao- como arzobispo de Valladolid, Mons. Iceta fue nombrado Obispo Administrador Apostólico de nuestra Diócesis el 17 de abril de 2010 y Obispo de Bilbao el 24 de agosto de 2010. Tomó posesión como Obispo de Bilbao el día 11 de octubre de 2010.

Vocación

Su primera vocación fue la medicina, Mons. Iceta es Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra (1995), con una tesis doctoral sobre Bioética y Ética Médica y Doctor en Teología por el Instituto Juan Pablo II para el estudio sobre el Matrimonio y Familia en Roma (2002) con una tesis sobre Moral fundamental. “Yo tenía un camino que había elegido, la profesión de la medicina que me gusta y me apasiona y me sigue apasionado, pero uno intenta estar a la escucha de lo que Dios te puede pedir en la vida y esa etapa de estudio también fue una época de escucha. Con la ayuda de personas cercanas fue brotando una llamada diversa que no era mi voz, sino de alguien que me llamaba a un seguimiento distinto. Pienso que Dios siempre pone en cada momento a las personas adecuadas en el momento en que piensa que es el adecuado y puso a esas personas a mi alrededor”. Y esa decisión suya que era en la profesión médica fue girando “hacia una decisión que no era mía, sino que alguien me llamaba a un seguimiento de una vocación más particular que era la vocación presbiteral. Confié en esa llamada, me fié de esa llamada y puse mi vida en manos de Dios con mis grandes limitaciones, pero confiando en las mediaciones y las circunstancias que él pone y eso desembocó en esa ordenación en Córdoba y esa incardinación en Córdoba de la cual doy muchas gracias por la acogida y el trato que siempre me ha dispensado y por lo feliz que he sido en el ministerio”.

Momentos

A la pregunta de los peores y mejores momentos de este periodo Mons. Iceta resalta que “momentos felices, muchísimos. Sobre todo, el estar con las personas, que es lo que siempre ha alegrado mi corazón”. Como momentos duros destaca los de resolver problemas graves “cuando uno tiene cargos de gobierno hay que tomar decisiones ciertamente consensuadas, meditadas, contrastadas, pero sobre todo en la época más de gobierno aparecen situaciones que a veces son difíciles, que pueden ser desagradables, que pueden ser dolorosas donde hay que tomar decisiones y abordarlas”, pero enseguida vuelve a los “muchísimos momentos de gozo, de disfrutar, de celebrar y siempre con esperanza sabiendo que esta tarea no es mía, la lleva otro, el Otro, abierto a una esperanza y a un camino que alguien lo recorre delante de mí y me sostiene y me acompaña”.

Jóvenes

A la pegunta de que les diría él como obispo de Bilbao a jóvenes que hoy se puedan estar pensando su vocación presbiteral el obispo comienza recomendándoles la lectura de la Exhortación Apostólica «Cristo Vive» dedicada a los jóvenes, fruto del Sínodo de los Jóvenes celebrado en Roma, en octubre de 2018. El título, –explica Mons. Iceta- resume muy bien la cuestión y les anima a “buscar un encuentro con Él y de ahí brotará todo. La vocación –defiende- no deja de ser la forma en que yo respondo a la invitación a seguirle, un encuentro con alguien que transforma la vida. El encuentro con alguien que abre un horizonte nuevo y da un sentido a la vida. Pienso que de ahí brota todo. La cuestión sería ‘déjate encontrar por Jesucristo’ y de ahí brotara cual es el camino a seguir y cuál es la respuesta a esa llamada y a esa invitación del señor a estar y vivir con Él”.

Conferencia Episcopal

En la Conferencia Episcopal Española, Mons. ha pertenecido a la Comisión de Liturgia y, actualmente, es vicepresidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar y Presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida.