Presentación

La DELEGACIÓN DIOCESANA DE CARIDAD Y JUSTICIA, inspirándose en el Evangelio y en la Doctrina Social de la Iglesia, sirve al Obispo y a su Consejo Episcopal, así como a las vicarías, unidades pastorales, parroquias, movimientos, comunidades, asociaciones y al pueblo cristiano para:

  1. Fomentar una mayor conciencia social en los temas que se refieren a la dignidad humana como fundamento de la sociedad.
  2. Contribuir a la transformación de la sociedad hacia un modelo más justo y participativo desde la perspectiva evangélica.
  3. Promover una Iglesia más cercana y encarnada que haga visible el amor preferencial de Dios a las personas y colectivos más desfavorecidos.

Para ello,

  1. Impulsa la participación en la comunidad cristiana de las personas y colectivos expuestos a la injusticia.
  2. Promueve la formación y la difusión de la Doctrina Social de la Iglesia.
  3. Acompaña y coordina la pastoral diocesana en el ámbito socio-caritativo.
  4. Fomenta la comunicación cristiana de bienes y la solidaridad con los pobres.
  5. Impulsa valores para una convivencia en paz.
  6. Realiza acciones de denuncia profética desde el Evangelio.
  7. Colabora con otras entidades y organizaciones en la promoción de la dignidad humana.
  8. Atiende a posibles nuevas realidades de pobreza y marginación, teniendo en cuenta la situación social y eclesial, y valora la oportunidad de abrir nuevos ámbitos de atención pastoral específica.

La Delegación realiza su misión en coordinación con las instancias eclesiales implicadas en este ámbito, especialmente con Cáritas y Misiones que participan en ella.

CONTACTA CON NOSOTROS