bilboko elizbarrutia
25-10-2014

25/10/2014

Taller: "Las redes sociales y su aplicación a la nueva evangelización" (Iniciación)

Org. Consejo Diocesano de Religiosos (Confer Bilbao) Dirige: Xiskya Valladares, pm. En el colegio de la Pureza (Bilbao) (De 10:00 a...

25/10/2014

GAZTELIZA

(Encuentro de jóvenes con el Obispo) Portugalete-Muskiz  

26/10/2014

Misa Latinoamericana

En la parroquia de san Francisco Javier (17:30 h.)

31/10/2014

Encuentro de Oración Taizé

En la parroquia de San Fco. Javier (oratorio) Comienzo: 20:15 h. Organiza: Bilboencuentros - Taizé Contacto: bilboencuentros@hotmail.com

06/11/2014

TALAIATIK-SEMANA PASTORAL

Días 6,13 y 20 (jueves) "Transformaciones de las pequeñas parroquias" Organiza: Instituto Diocesano de Teología y Pastoral (IDTP) Dos...

06/11/2014

Oracion en el Seminario

"Jueves de Puertas abiertas" Capilla del Seminario (19:30 h.)

08/11/2014

IV Encuentro de Voluntarios Religiosos y Religiosas

Organiza: Consejo Diocesano de Religiosos (Confer Bizkaia) Tema: "¿Cuáles son nuestras prioridades como voluntarios?" Dirige: Marta...

09/11/2014

Jornada de Proyecto Hombre

En toda la diócesis

15/11/2014

Asamblea Diocesana de Pastoral Penitenciaria

En Barria (Plaza Nueva, 4. Bilbao) Tema: "Cómo evangelizar en la cárcel"

16/11/2014

Día de la Iglesia Diocesana

En toda la Diócesis

facebooktwitterrssyoutubelivestreamivooxflickr

 Bizkeliza :: Evangelio del día

V PDE 2014-2018

Revista diocesana

Alkarren Barri n.214

Comunicación

Solidaridad

  • Logo Cáritas
  • Logo MMDDVV
  • Logo Gizakia

Formación

  • Logo Elizbarrutiko Ikastetxeak
  • Logo EDE
  • Logo IDTP
Logo BAM

Cultura

  • Logo aheb-beha
  • Logo Labayru
  • Logo Museo Diocesano
Evangelio del día

Evangelio del día

Día: 25-10-2014
sabado
Otras fechas

sabado, XXIX semana del tiempo ordinario

Lectura 1


De Cristo, todo el cuerpo se procura el crecimiento

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 4,7-16

Hermanos:
A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia según la medida del don de Cristo.
Por eso dice la Escritura: «Subió a lo alto llevando cautivos y dio dones a los hombres».
El «subió» supone que había bajado a lo profundo de la tierra; y el que bajó es el mismo que subió por encima de los cielos para llenar el universo.
Y él ha constituido a unos apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y doctores, para el perfeccionamiento de los fieles, en función de su ministerio y para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al Hombre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud.
Para que ya no seamos niños sacudidos por las olas y llevados al retortero por todo viento de doctrina, en la trampa de los hombres, que con astucia conduce al error, sino que, realizando la verdad en el amor, hagamos crecer todas las cosas hacia él, que es la cabeza: Cristo, del cual todo el cuerpo, bien ajustado y unido a través de todo el complejo de junturas que lo nutren, actuando a la medida de cada parte, se procura el crecimiento del cuerpo, para construcción de sí mismo en el amor.

Salmo


Sal 121, 1-2. 3-4a. 4b-5

R. Llenos de alegría vamos a la casa del Señor.

Qué alegría cuando me dijeron:
«Vamos a la casa del Señor».
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén.

Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor.

Según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor.
En ella están los tribunales de justicia
en el palacio de David.

Evangelio


Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera

Lectura del santo evangelio según san Lucas 13,1-9

En aquella ocasión se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús les contestó:
- ¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no. Y si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.
Y les dijo esta parábola:
Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró.
Dijo entonces al viñador:
- Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?
Pero el viñador contestó:
- Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, el año que viene la cortarás.