bilboko elizbarrutia
22-11-2014

23/11/2014

Misa en honor de Sta. Cecilia

Intervención de la Capilla de Música de la catedral, órgano y quinteto de viento. En la catedral de Santiago (19:00 h.)

26/11/2014

Reunión de comisiones de liturgia de la vicaria VI

Presentacion de Materiales de Adviento Trinitarios de Algorta (19:00 h.)

28/11/2014

Encuentro de Oración Taizé

En la parroquia de San Fco. Javier (oratorio) Comienzo: 20:15 h. Organiza: Bilboencuentros - Taizé Contacto: bilboencuentros@hotmail.com

28/11/2014

Belenes del Mundo

En el claustro del Museo Diocesano (Del 28 de noviembre al 4 de enero) Martes a sábados (10:30 a 13:30 y 16:00 a 19:00 y domingos y...

29/11/2014

Retiro preparación de Adviento

Organiza: Consejo Diocesano de Religiosos (Confer) Acompaña: María Rodríguez, rjm En el Centro Diocesano de Espiritualidad de...

29/11/2014

VIII Festival de Organo Bizkaiko Hotsak "Diego de Amezua"

En la Iglesia de San Pedro Apóstol de Loiu (12:30 h.) (Org. Asociación de Amigos del órgano de Bizkaia)  

29/11/2014

Concierto de órgano

A cargo de Iñigo de Peque, organista titular de la Parroquia de S. Antón. En la catedraald e Santiago (20:00 h.)

30/11/2014

Misa Latina

En la parroquia de san Francisco Javier (17:30 h.)

04/12/2014

Oración en el Seminario

Jueves de Puertas Abiertas (En la capilla del Seminario) (19:30 h.)

05/12/2014

La Dulce Navidad del convento

Mercado de Dulces (Del 5 al 23 de diciembre) En el Museo Diocesano de Arte Sacro De martes a sábado: 10:30 a 13:30 y de 16:00 a...

facebooktwitterrssyoutubelivestreamivooxflickr

 Bizkeliza :: Evangelio del día

V PDE 2014-2018

Revista diocesana

Alkarren barri n.216

Comunicación

Solidaridad

  • Logo Cáritas
  • Logo MMDDVV
  • Logo Gizakia

Formación

  • Logo Elizbarrutiko Ikastetxeak
  • Logo EDE
  • Logo IDTP
Logo BAM

Cultura

  • Logo aheb-beha
  • Logo Labayru
  • Logo Museo Diocesano
Evangelio del día

Evangelio del día

Día: 22-11-2014
sabado
Santoral: Cecilia, virgen y mártir [Más información sobre Santos]
Otras fechas

sabado, XXXIII semana del tiempo ordinario

Lectura 1


Estos dos profetas eran un tormento para los habitantes de la tierra

Lectura del libro del Apocalipsis 11,4-12

Me fue dicho a mí, Juan:
- Estos son mis dos testigos, los dos olivos y las dos lámparas que están en la presencia del Señor de la tierra.
Si alguno quiere hacerles daño, echarán fuego por la boca y devorará a sus enemigos; así, el que intente hacerles daño, morirá sin remedio.
Tienen poder para cerrar el cielo, de modo que no llueva mientras dura su profecía; tienen también poder para transformar el agua en sangre y herir la tierra a voluntad con plagas de toda especie.
Pero cuando terminen su testimonio, la bestia que sube del abismo les hará la guerra, los derrotará y los matará.
Sus cadáveres yacerán en la calle de la gran ciudad, simbólicamente llamada Sodoma y Egipto, donde también su Señor fue crucificado.
Durante tres días y medio, gente de todo pueblo y raza, de toda lengua y nación, contemplarán sus cadáveres y no permitirán que les den sepultura.
Todos los habitantes de la tierra se felicitarán por su muerte, harán fiesta y se cambiarán regalos; porque estos dos profetas eran un tormento para los habitantes de la tierra.
Al cabo de los tres días y medio, un aliento de vida mandado por Dios entró en ellos, y se pusieron en pie en medio del terror de todos los que lo veían.
Oyeron entonces una voz fuerte que les decía desde el cielo:
- Subid aquí.
Y subieron al cielo en una nube, a la vista de sus enemigos.

Salmo


Sal 143, 1. 2. 9-10

R. Bendito el Señor, mi Roca.

Bendito el Señor, mi Roca,
que adiestra mis manos para el combate,
mis dedos para la pelea.

Mi bienhechor, mi alcázar,
baluarte donde me pongo a salvo;
mi escudo, mi refugio,
que me somete los pueblos.

Dios mío, te cantaré un cántico nuevo,
tocaré para ti el arpa de diez cuerdas:
para ti, que das la victoria a los reyes
y salvas a David tu siervo.

Evangelio


No es Dios de muertos, sino de vivos

Lectura del santo evangelio según san Lucas 20,27-40

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron:
- Maestro, Moisés nos dejó escrito: «Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer pero sin hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano». Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos. Y el segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete murieron sin dejar hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete han estado casados con ella.
Jesús les contestó:
- En esta vida hombres y mujeres se casan; pero los que sean juzgados dignos de la vida futura y de la resurrección de entre los muertos, no se casarán. Pues ya no pueden morir, son como ángeles; son hijos de Dios, porque participan en la resurrección. Y que resucitan los muertos, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor: «Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob». No es Dios de muertos, sino de vivos: porque para él todos están vivos.
Intervinieron unos letrados:
- Bien dicho, Maestro.
Y no se atrevían a hacerle más preguntas.