Proyectos y hermanamientos

Un proyecto de cooperación es un instrumento de ida y vuelta, que hace realidad la solidaridad. Los proyectos tienen la virtud de ayudarnos a concretar la fraternidad con otros pueblos.

Desde la delegación de misiones se canalizan y apoyan proyectos tanto de nuestras Misiones Diocesanas Vascas como de otros grupos y congregaciones. Se hace así más palpable la solidaridad y fraternidad entre iglesias y pueblos.

Los proyectos nos permiten acercarnos a los grupos y comunidades de nuestra diócesis poniendo rostro a las personas y comunidades del Sur, desde su situación, con sus riquezas y sus necesidades, haciendo presente a Jesús en medio de la pobreza.

Se priorizan proyectos que promuevan el fortalecimiento de las organizaciones, la capacitación, el desarrollo comunitario, la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres, como eje transversal.

Un hermanamiento es una experiencia de intercambio y enriquecimiento mutuo entre parroquias y comunidades de nuestra diócesis con otros países para hacer realidad la fraternidad.

Requiere una disposición sincera de salir de nosotros, para entrar en el mundo de los pobres, valorar sus organizaciones y sus proyectos e implicarse en el proceso de liberación.