Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

“El trabajo no solo es fuente económica sino una manera de desarrollar las capacidades y devolverlas a la sociedad”

creado por Mons. Joseba Segura en el 75º aniversario de la HOAC: |
|   Comunicación

Este pasado sábado 27 de febrero tuvo lugar el acto del 75º aniversario de la HOAC en la catedral de Santiago. Además de las personas que acudieron al templo también pudo seguirse a través de la retransmisión en directo en esta web. La celebración estuvo presidida por el obispo administrador diocesano, Joseba Segura y concelebrada por los presbíteros de la HOAC, José Luis Iglesias, Román Bilbao y Juan María Lechosa, así como por el deán de la catedral, Luis Alberto Loyo y el diácono permanente, Agustín Guerrero.

Mons. Segura, en su homilía, recordó a Guillermo Rovirosa, “laico con gran fidelidad” y Tomás Malagón, consiliario que se unió a la iniciativa. Ensalzó de ellos que no se desanimaban ni despistaban “cuando venían momentos difíciles. A veces los ataques vienen desde dentro, desde entornos eclesiales hostiles”. Precisamente, el 27 de febrero, se conmemoraba el 57º aniversario de la muerte de Guillermo Rovirosa y el 37º aniversario de la muerte de Tomás Malagón. Guillermo Rovirosa (1897-1964), laico, fue el primer militante de la HOAC y actualmente se encuentra en proceso de beatificación. Tomás Malagón (1917-1984) sacerdote, fue consiliario general y ambos dedicaron su vida al servicio de la evangelización del mundo obrero y del trabajo.

En la homilía, el obispo administrador diocesano desgranó la nueva realidad que se encuentra ahora la HOAC“Los tiempos han cambiado, las migraciones han llegado para quedarse, la revolución tecnológica, se aceleran las diferencias sociales. La mayoría de los jóvenes viven con desazón ante la inseguridad laboral”. Resaltó que “el trabajo no solo es fuente económica sino una manera de desarrollar las capacidades y devolverlas a la sociedad”.

En este escenario animó a los militantes de la HOAC en Bizkaia a trabajar sin esperar resultados “tal como dice el Papa en la Fratelli Tutti”, a vivir una esperanza cristiana jalonada de acciones evangélicas. También agradeció el aporte de la HOAC “a la vida de la Iglesia de Bizkaia y a la historia de España en el último siglo.”

Todos los asistentes a la celebración ordinaria de la catedral pudieron rezar la oración a Jesús Obrero al finalizar la ceremonia y a la salida del acto, una pancarta con el lema “Llevando la luz y la sal al mundo obrero. Argia eta gatza langileen munduan zabaltzen” presidió la concentración de los militantes de la HOAC, simpatizantes, miembros de sindicatos, partidos políticos y asociaciones, así como responsables diocesanos.