Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Un cirio encendido en Gernika en memoria de todas las personas fallecidas en la pandemia

creado por Ante la imagen de San Roque |
|   Comunicación

Ayer, festividad litúrgica de San Roque protector de las pandemias y patrono de la villa de Gernika los vecinos celebraron el día grande de una manera especial. La Eucaristía de las 12:30 presidida por el obispo de Bilbao, acompañada por la coral de Andra Mari y concelebrada por varios presbíteros contó con la presencia del alcalde José María Gorroño y algunos miembros del consistorio. Con el aforo completo, fueron muchos los fieles que quisieron celebrar la fiesta participando en la misa. Los gernikarras que, en circunstancias normales hubieran llevado anudado el pañuelo típico de fiestas con cuadros blancos y azules, no se lo pusieron ayer, dejando a las claras que este año todo se vive "de otra manera". Así lo señaló el obispo también en su homilía y recordó que San Roque fue un santo que vivió en tiempos de pandemia. Fue una persona que dedicó su vida a compartirla con los pobres y las personas enfermas de peste. "Son tiempos para vivir la esperanza", destacó y tuvo unas palabras de agradecimiento a los cuidadores de las personas mayores y un recuerdo especial por ellas y sus familiares. Tras la misa, tuvo lugar una ofrenda floral ante la imagen de San Roque que preside el edificio del ayuntamiento. El obispo bendijo el cirio que estará encendido durante todas las fiestas en recuerdo a las personas fallecidas. La corporación municipal, con el alcalde a la cabeza, también quiso homenajear mediante este acto al personal sanitario.