Noticia - www.bizkeliza.org
Skip to main content

Los ortodoxos rumanos celebran ya en San Cristóbal de Derio

|   Comunicación

Ayer, los ortodoxos rumanos celebraron su liturgia por segunda vez en la iglesia San Cristóbal de Derio, después de la cesión de uso firmada el pasado 1 de diciembre por Roberto Unzueta, párroco de Derio, y Petru David, sacerdote ortodoxo. Esta iglesia del siglo X, recientemente restaurada, sucede a la del monasterio de Santa Mónica a la hora de acoger el rito ortodoxo como respuesta ecuménica de la diócesis de Bilbao ante la creciente llegada de emigrantes rumanos a Bizkaia.

     El acuerdo alcanzado supone una cesión de uso por parte de la parroquia derioztarra a la metropolía ortodoxa rumana de Europa Occidental y Meridional y se realiza con carácter gratuito y sin contraprestación alguna por el plazo de un año. El convenio será prorrogado de manera automática cada año, siempre que cualquiera de las partes no comunique a la otra con tres meses de antelación a la fecha del vencimiento del término o de cualquiera de las prórrogas, la denegación de la misma.
     La parroquia de San Isidro y San Cristobal conservará el uso de la iglesia que tan solo se cederá a la Metropolía para el destino señalado, los sábados, domingos y festividades de su calendario litúrgico, quedando reservados para la parroquia los días 13 de junio (San Antonio de Padua), 10 de julio (San Cristóbal), 25 de julio (Santiago apóstol), 26 de julio (San Joaquín y Santa Ana) y 2 de noviembre (conmemoración de los fieles difuntos). La parroquia derioztarra, de acuerdo con sus necesidades, podrá hacer uso de la iglesia en otras fechas además de las ya señaladas, previo aviso antes del final de cada año.
     Las ortodoxas son celebraciones largas, y a pesar del desplazamiento (hasta ahora eran en Bilbao) con mucha asistencia. Casualmente el otro templo, el de San Isidro, ayer acogió la “celebración de la Palabra” en ausencia de sacerdote, como ya es habitual los segundos domingos de cada mes; y los días anteriores acogió dos celebraciones, una presidida por el obispo auxiliar, Carmelo Echenagusia, que fueron grabadas y posteriormente emitidas por Euskal Telebista.