bilboko elizbarrutia
02-09-2014

28/09/2014

Campaña de Caritas

02/10/2014

Comienzo curso Pastoral 14-15

30 de septiembre, 1-2 de octubre

19/10/2014

DOMUND

09/11/2014

Jornada de Proyecto Hombre

En toda la diócesis

16/11/2014

Día de la Iglesia Diocesana

En toda la Diócesis

08/12/2014

Día del Seminario

En toda la Diócesis

21/12/2014

Campaña de Navidad

Cáritas diocesana

28/12/2014

Día de la Familia

En toda la diócesis  

01/01/2015

Jornada Mundial por la Paz

Vicaría General

18/01/2015

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

En toda la Diócesis (18 al 25 de enero)

facebooktwitterrssyoutubelivestreamivooxflickr

 Bizkeliza :: Liturgia de las horas

Revista diocesana

Alkarren Barri n.214

Comunicación

Solidaridad

  • Logo Cáritas
  • Logo MMDDVV
  • Logo Gizakia

Formación

  • Logo Elizbarrutiko Ikastetxeak
  • Logo EDE
  • Logo IDTP
Logo BAM

Cultura

  • Logo aheb-beha
  • Logo Labayru
  • Logo Museo Diocesano
Liturgia de las horas

Liturgia de las horas

Selecciona el día que quieres consultar



Tiempo ordinario, XXIII.
LAUDES Y VÍSPERAS DE 2014-09-02:

LAUDES

SALUDO INICIAL

V/. Dios mío, ven en mi auxilio.
R/. Señor, date prisa en socorrerme.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén. (Aleluya)


CÁNTICO EVANGÉLICO

Benedictus (Lc 1, 68-79)
El Mesías y su Precursor

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha visitado y redimido a su pueblo,
suscitándonos una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
según lo había predicho desde antiguo
por boca de sus santos profetas.

Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos
y de la mano de todos los que nos odian;
realizando la misericordia
que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán.

Para concedernos que, libres de temor,
arrancados de la mano de los enemigos,
le sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días.

Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor
a preparar sus caminos,
anunciando a su pueblo la salvación,
el perdón de sus pecados.

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
nos visitará el sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que viven en tinieblas
y en sombra de muerte,
para guiar nuestros pasos
por el camino de la paz.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

ORACIÓN CONCLUSIVA

Si se dirige al Padre:

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo y es Dios
por los siglos de los siglos. Amén

Si se dirige al Padre, pero al final se menciona al Hijo:

Que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo y es Dios
por los siglos de los siglos. Amén.

Si se dirige al Hijo:

Tú que vives y reinas con el Padre
en la unidad del Espíritu Santo
y eres Dios por los siglos de los siglos. Amén.

CONCLUSIÓN

V/. El Señor esté con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.
V/. La bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros.
R/. Amén.
V/. Podéis ir en paz.
R/. Demos gracias a Dios.

Si el que preside no es un ministro ordenado, y en la recitación individual, se concluye:

V/. El Señor nos bendiga,
nos guarde de todo mal
y nos lleve a la vida eterna.
R/. Amén.

VÍSPERAS

SALUDO INICIAL

V/. Dios mío, ven en mi auxilio.
R/. Señor, date prisa en socorrerme.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén. (Aleluya)

CÁNTICO EVANGÉLICO

Magníficat (Lc 1, 46-55)
Alegría del alma en el Señor

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre...

ORACIÓN CONCLUSIVA

Si se dirige al Padre:

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo y es Dios
por los siglos de los siglos. Amén.

Si se dirige al Padre, pero al final se menciona al Hijo:

Que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo y es Dios
por los siglos de los siglos. Amén.

Si se dirige al Hijo:

Tú que vives y reinas con el Padre
en la unidad del Espíritu Santo
y eres Dios por los siglos de los siglos. Amén.

CONCLUSIÓN

V/. El Señor esté con vosotros.
R/. Y con tu espíritu.
V/. La bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros.
R/. Amén.
V/. Podéis ir en paz.
R/. Demos gracias a Dios.

Si el que preside no es un ministro ordenado, y en la recitación individual, se concluye:

V/. El Señor nos bendiga,
nos guarde de todo mal
y nos lleve a la vida eterna.
R/. Amén.