La delegación diocesana de Bilbao del Camino de Santiago y peregrinaciones

Querido peregrino/a.

Desde la delegación de diocesana de Bilbao del Camino de Santiago y peregrinaciones, queremos ofrecerte una ayuda pastoral para que vivas la experiencia de peregrinaje como camino humano-espiritual cargado de esperanza. Esperamos que esta información web te sirva de ayuda en tu peregrinar.

Lo primero de todo ¿Qué es peregrinar?

No es lo mismo peregrinar y hacer turismo. Para verificar esta diferencia no hay más que ir un día a Santiago de Compostela para identificar los peregrinos y distinguirlos de los turistas. Sólo hay que mirarles a los ojos…

Peregrinar es recorrer una senda de peregrinación, un tránsito donde se hace un camino exterior para vivir también uno interior. Lo importante es la actitud interior que te lleva a ir en auténtica peregrinación.

Todas las peregrinaciones, pero el Camino de Santiago de modo especial, tienen una magia especial que atrapa. Esa magia aparece porque, cuanto más se dan las condiciones adecuadas para la interiorización, el silencio, el encuentro con la naturaleza, la paz, el esfuerzo, la superación personal, las dudas y miedos, el compañerismo, las preguntas, el tiempo para responder, las lágrimas, las risas y un infinito etc, Dios mismo se hace presente más y te toca el corazón.

Lo que ocurre es que cuando una persona se pone en Camino, aunque ella no lo sepa, Dios mismo se pone a caminar con ella, la acompaña en cada etapa como invisible compañero. Ese acompañamiento de Dios, empieza a encender el corazón del peregrino con el anhelo y nostalgia de Él. Sucede algo parecido a lo que se narra en el texto de los Discípulos de Emaús (Lc 14,13).

A quien quiera averiguar si Dios está en el Camino, yo sólo puedo ofrecer mi invitación: “ven y verás”. ¡Comienza tu peregrinación!