Ebanjelioa eta irakurgaiak

Eguna: 12-07-2021
astelehena

urtean zehar, XV. astea astelehena

Irakurgaia 1


Vamos a vencer a Israel, porque está siendo más fuerte y numeroso que nosotros

Lectura del libro del Éxodo 1,8-14. 22

En aquellos días, subió al trono en Egipto un Faraón nuevo que no había conocido a José, y dijo a su pueblo:
- Mirad, el pueblo de Israel está siendo más numeroso y fuerte que nosotros: vamos a vencerlo con astucia, pues si no, cuando se declare la guerra, se aliará con el enemigo, nos atacará, y después se marchará de nuestra tierra.
Así, pues, nombraron capataces que los oprimieron con cargas, en la construcción de las ciudades-granero, Pitom y Ramsés. Pero cuanto más los oprimían, ellos crecían y se propagaban más.
Hartos de los israelitas, los egipcios les impusieron trabajos crueles, y les amargaron la vida con dura esclavitud: el trabajo del barro, de los ladrillos, y toda clase de trabajos del campo; les imponían trabajos crueles.
Entonces el Faraón ordenó a toda su gente:
- Cuando nazca un niño, echadlo al Nilo; si es niña, dejadla con vida.

Salmoa


Sal 123, 1-3. 4-6. 7-8

R. Nuestro auxilio es el nombre del Señor.

Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte
-que lo diga Israel-,
si el Señor no hubiera estado de nuestra parte,
cuando nos asaltaban los hombres,
nos habrían tragado vivos:
tanto ardía su ira contra nosotros.

Nos habrían arrollado las aguas,
llegándonos el torrente hasta el cuello;
nos habrían llegado hasta el cuello
las aguas espumantes.
Bendito el Señor, que no nos entregó
en presa a sus dientes.

Hemos salvado la vida,
como un pájaro de la trampa del cazador;
la trampa se rompió, y escapamos.
Nuestro auxilio es el nombre del Señor,
que hizo el cielo y la tierra.

Ebanjelioa


Bakea ez, ezpatea ekartera etorri naz.

Jesu Kristoren Ebanjelioa San Mateoren liburutik
Mt 10, 34—11, 1

Aldi haretan, Jesusek esan eutsen apostoluei: «Ez uste izan munduari bakea ekartera etorri nazanik; bakea ez, banaketea ekartera etorri naz. Bai, semea aitagandik banatzera etorri naz, alabea amagandik eta erraina amaginarrebagandik banatzera. Eta edonork bere etxekoak izango ditu arerio.
Aita nahiz ama Ni baino maiteago dauana ez da Niretzat gai; semea nahiz alabea Ni baino maiteago dauana ez da Niretzat gai. Bere kurutzea hartu eta jarraitzen ez deustana ez da Niretzat gai. Bere biziaren jabe izan nahian dabilanak galdu egingo dau; bere bizia Nigaitik galtzen dauanak, ostera, eskuratu egingo dau.
Zuek onartzen zaituenak Neu onartzen nau, eta Ni onartzen nauanak bialdu nauana onartzen dau.
Profeta bat profetea dalako onartzen dauanak profeteari zor jakon saria izango dau, eta pertsona zuzen bat zuzena dalako onartzen dauanak pertsona zuzenari zor jakon saria izango dau; eta txiki honeetako bati, nire ikasle dalako, baso bat ur fresko besterik ez bada ere emoten deutsana, benetan dinotsuet ez dala sari barik geldituko».
Jesus, hamabi ikasleei argibide honeek emoten amaitu ebanean, joan egin zan handik, herri hareetan irakastera eta mezua iragartera.