Presentación

Queridos hermanos y hermanas.

Tras la finalización y posterior evaluación del V Plan Diocesano de Evangelización, nos ponemos en camino en este nuevo año pastoral planteando un itinerario compartido para la elaboración de un nuevo Plan. Es nuestro modo de ponernos juntos a la escucha de lo que el Señor quiere decir a nuestra Iglesia diocesana (cfr. Ap 1,11).

En la carta pastoral de inicio del curso que presenté en el reciente Goazen, apuntaba algunos elementos para la vida de nuestra Iglesia diocesana que considero fundamentales, recogidos bajo los siguientes epígrafes: la Eucaristía, fuente de vida y raíz de evangelización; la comunión, ecología indispensable para la evangelización; la forma del discipulado y del envío para la misión evangelizadora; la intrínseca dimensión social de la fe; la pedagogía y actitudes necesarias para la evangelización.

El Consejo Episcopal, con el apoyo de la comisión técnica del nuevo plan, propone un itinerario que nos ayudará a discernir a la luz del Espíritu las iniciativas pastorales que trataremos de impulsar durante los próximos años. Los documentos del Papa Francisco nos servirán de referencia para este discernimiento.

Iniciamos ahora la fase participativa de consultas previas a la elaboración del nuevo Plan Diocesano de Evangelización que nos ocupará desde el 1 de octubre 2019, al 11 de febrero de 2020. Esta fase tiene a su vez dos etapas:

  1. Etapa de diagnóstico (del 1 de octubre al 15 de diciembre).
  2. Etapa propositiva (desde el 1 de enero al 11 de febrero): los resultados de la fase previa se sistematizan y se devuelven para proporcionar el contexto que ayude en esta segunda fase, a identificar en territorios e instituciones, las prioridades del nuevo plan.

El material para participar en la “etapa de diagnóstico” que ahora se inicia, se publicará la primera semana de octubre en la web diocesana para que podáis adaptarlo a cada realidad y poder posteriormente compartir en el conjunto de la nuestra Iglesia local vuestras reflexiones y conclusiones.

Con estas letras quisiera sencillamente animaros a ponernos en camino, escuchando la llamada del Señor y asumiendo la tarea de la evangelización con responsabilidad y alegría. Gracias por participar en la elaboración del nuevo plan y ser miembro activo y responsable de nuestra Iglesia diocesana. Pido al Señor que nos bendiga y acompañe en este camino de discernimiento. Con gran afecto.

+ Mario Iceta Gabicagogeascoa

Obispo de Bilbao