¿CÓMO ACTUAR EN CASO DE ACCIDENTE LABORAL CON FALLECIMIENTO? PROTOCOLO A SEGUIR.

Cuando en el curso 2009-2010 diferentes organismos y movimientos cristianos poníamos en marcha la campaña ?El trabajo es para la vida ? Lana bizigai?, tratamos de poner de relieve como la realidad de la siniestralidad laboral no nos puede dejar indiferentes. La existencia de accidentes y enfermedades laborales constituye una llamada ética que debe preocupar al conjunto de la sociedad.

La vida y la dignidad de las personas deben situarse en el centro de la actividad laboral. La muerte en accidente laboral es una tragedia humana. Una tragedia que pocas veces es reconocida, que se vive al interior de las familias. Detrás de cada trabajador o trabajadora está su familia, sus amigos, sus compañeros y compañeras...., tantas personas que, en muchas ocasiones, se enfrentan a esta nueva realidad sin el acompañamiento y los apoyos necesarios.

Y no podemos olvidar que junto a la catástrofe que supone la pérdida de un ser querido, hay que sumar un conjunto de trámites y gestiones administrativas, judiciales,... que deben realizarse. Muchos de ellos verdaderos obstáculos en un recorrido largo, de fondo, que en ocasiones se hace interminable. Diríamos que a la muerte laboral le sigue una carrera de obstáculos. No una prueba de media distancia, no. ¡Un verdadero maratón! Cuya meta no es otra que obtener justicia y hacer efectivos los derechos de la familia.

Sabiendo de lo limitado de nuestra aportación, pero con el ánimo de orientar a quienes pasan por esta terrible situación y con el objetivo de que el conjunto de la sociedad tome medida del sufrimiento adicional que los trámites posteriores suponen, publicamos esta pequeña guía, con las actuaciones más importantes. A ellas habría que sumar las inmediatas al fallecimiento y relacionadas con el velatorio y oficio religioso, en su caso, y la inhumación o incineración.

Esperamos que pueda ser de utilidad.

Comisión Lana bizigai

Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera. Bilbao